CONMOCIÓN POR UN ABUSO INTRAFAMILIAR

Adolescente manoseó a sus primos menores cuando veían tele juntos

La denuncia fue radicada por la madre del niño (10) y hermana de la niña (13). Los hechos habrían sido sostenidos en el tiempo, cuando se reunían en la casa de uno de los abuelos. “Quiero atención para los menores y que se haga Justicia”, pidió la mujer.

Por La Opinión Austral


Una mujer denunció a su sobrino adolescente por abusar de su pequeño hijo y de su hermana, también menor de edad, en la ciudad de Río Gallegos.

Los lamentables episodios ocurrieron hace años, pero recién en los últimos días las víctimas se animaron a contar lo sucedido a la familia. De inmediato, la madre del niño (10) y hermana de la niña (13) fue a la Comisaría Cuarta a realizar la denuncia.

La exposición fue realizada el pasado martes 10 de noviembre. En la misma se expone que el menor de edad -de por ese entonces 9 años- sufrió los abusos cuando se encontraba en la casa de su abuela.

Los hechos se remiten a los años 2017/18. En el trámite realizado por la madre de la víctima se precisa que el joven de 16 años se aprovechaba de su hijo cuando ambos se encontraban mirando televisión en una de las habitaciones del primer piso del inmueble, lejos de los ojos de los mayores. Es decir, cuando todos los adultos se encontraban abajo, en el living o en el comedor.

Las víctimas se quebraron en los últimos días y relataron lo ocurrido hace ya años

De acuerdo al relato, el joven manoseó a su primo cuando ambos estaban acostados en la cama. “Aprovechaba la ocasión para manosearlos en sus partes íntimas, siendo este accionar en más de una vez”, consta en la denuncia judicial realizada.

De acuerdo al relato, los abusos fueron sostenidos en el tiempo y ocurrieron en distintas oportunidades. Es decir, por separado a cada una de las víctimas.

La menor, que también se quebró y dijo haber sido manoseada por el joven, tenía unos 10 años cuando se cometieron los hechos.

Cuando la mujer les preguntó a ambos detalles de lo acontecido, ellos expresaron que “fueron sólo manoseos por debajo de las prendas y en ocasiones hasta les sacó la ropa, tocándose él mismo”, marca otro de los párrafos del trámite judicial.

“Pedí asistencia”

“Hace tan sólo cuatro días se animaron a hablar y contar lo sucedido”, contó la madre denunciante en diálogo con La Opinión Austral.

La denunciante está a la espera de que citen a Cámara Gesell a las víctimas

Relató además que ha tenido contacto con personal del área de Niñez, a quien “pedí asistencia psicológica para los menores de manera urgente”, cuestionando que desde el Municipio les respondieron que “primero el juzgado debe realizar la Cámara Gesell para que puedan brindarle ayuda”.

“Sabemos que estas cosas tardan y es lamentable que víctimas queden tan desprotegidas por seguir el protocolo”, lamentó la mujer.

“Espero de la justicia que trabaje porque me tocaron a mis hijos y todos sabemos que a ellos les encanta trabajar bajo presión”, agregó la entrevistada, apuntando que la Justicia en Santa Cruz sólo acelera este tipo de causas cuando las mismas se visibilizan y se marcha por ellas, como lo viene haciendo un nutrido grupo de madres y familiares de víctimas de abuso y acoso sexual en las últimas semanas, protestando afuera de las sedes judiciales y del Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

“Dejen de cubrir a los abusadores porque yo voy a salir a quemar, a rayar o a pintar paredes, no le voy a pedir permiso a nadie porque yo lo hago por ellos, que son chiquitos y no pueden defenderse ni del abusador, ni del mismo Estado que los deja desamparados”, advirtió la mujer, quien está a la espera de que los menores sean citados a la declaración testimonial.

Por último, dijo que están organizando una marcha para el próximo martes para ir al Juzgado de Instrucción N° 1, a cargo de la Dra. Marcela Quintana -en donde recayó la causa por encontrarse ella de turno-, “a pedir justicia y que se muevan rápido”, cerró.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias