MUNICIPALIDAD DE RÍO GALLEGOS

Aguinaldo: el intendente Pablo Grasso pidió asistencia de “$100 millones” a Provincia

Con una recaudación que no supera los $1,5 millones en el último trimestre, la Comuna se vio obligada a solicitar una asistencia a Provincia para el pago del Sueldo Anual Complementario. Por su parte, Santa Cruz tramita el Fondo Fiduciario ante Nación.

Por La Opinión Austral


La Municipalidad de Río Gallegos elevó un pedido formal, por escrito, al Gobierno de la provincia de Santa Cruz, buscando asistencia para dar cumplimiento al pago del Sueldo Anual Complementario de junio.

 

El secretario de Hacienda, CPN Diego Robles, precisó a La Opinión Austral que el Municipio necesita “$ 100 millones” para hacer frente a esa obligación salarial.

 

Explicó que ante la caída de la recaudación desde marzo pasado -que se acentuó en abril y mayo-, el Ejecutivo local no pudo sostener el ritmo histórico que se mantuvo en el orden del 35%.

 

El ex ministro de Economía de Santa Cruz en la gestión del ex gobernadorDaniel Peraltaaseguró a este medio que sin una asistencia de Provincia habrá serias dificultades para el pago del aguinaldo. 

 Diego Robles, secretario de Hacienda del municipio riogalleguense.
Diego Robles, secretario de Hacienda del municipio riogalleguense.

Así, mientras el Estado Provincial “tramita” ante el Gobierno Nacional un préstamo proveniente del Fondo Fiduciario, la comuna capitalina aguarda las definiciones. “Estamos a la espera si se concreta o no, luego habrá que esperar lo que Provincia envíe a los municipios y cuánto va a demorar”, aseguró Robles a este diario.

 

En cuanto al pago de salarios de mayo, La Opinión Austral supo que la Comuna logró adelantar la liquidación de haberes. Así es que los salarios estarán depositados este sábado en las cuentas bancarias de los trabajadores.

Escenario

El pedido de asistencia que realizó la Comuna local no resulta extraño. Sucede que desde el pasado 20 de marzo -cuando comenzó a regir el aislamiento social, preventivo y obligatorio- la actividad productiva y comercial no registró movimiento, lo que impactó de lleno en las recaudaciones provincial y de los municipios. Así, un mes y medio después, el Comité de Operaciones Especiales (COE) administró la cuarentena y habilitó algunas actividades.

 

Para ese entonces, los intendentes demandaban una apertura controlada, pues aseguraban que la nula actividad había generado un daño irreversible a la recaudación propia.

 

El escenario de creciente preocupación para los municipios y las provincias quedó oficializado por el Gobierno Nacional cuando anunció que dispuso Aportes del Tesoro Nacional (ATN) por $ 60 mil millones, mientras que una cifra similar restante se repartirá a las provincias mediante el Fondo Fiduciario de Desarrollo.

 

Para tomar un préstamo, Provincia debió ser previamente autorizada por la Cámara de Diputados de Santa Cruz. El permiso lo obtuvo el Ejecutivo en una decisión por mayoría parlamentaria.

 

Por su parte, el intendente Pablo Grasso había pronosticado: “No vamos a endeudarnos para pagar salarios, tenemos que tener una ecuación estabilizada para el normal funcionamiento”. “Teníamos una recaudación que oscilaba entre los $ 4 y 4,5 millones previo a la pandemia. Hoy no supera el $ 1,5 millón”, aseguró el intendente, apostando a resultados de su gestión como método para atraer al contribuyente.

 

Días atrás, indicó que su objetivo es que el Municipio tenga previsibilidad ante sus obligaciones y en caso que la decisión sea avanzar en un préstamo, este será destinado a adquirir “equipamiento para avanzar, crecer y fortalecer. En definitiva, es lo que quiere la ciudadanía, tenemos que transformar Río Gallegos”, deslizó el día en que la Comuna presentó maquinarias adquiridas mediante un Aporte del Tesoro Nacional (ATN) por un total de $ 30 millones

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias