CON LA PANDEMIA NO

El fuerte mensaje de Alicia Kirchner a la sociedad: le pidió la renuncia a un funcionario por romper la cuarentena

Incluido su presidente, Nicolás Michudis. Fue luego de que se supiera que habían participado de una “cena laboral” que terminó con intervención policial por no respetar el aislamiento social. Fortísimo mensaje a la sociedad. Con la pandemia no se juega.

Por La Opinión Austral


Los hechos habían tomado estado público durante la madrugada del martes, luego de que el comando Radioeléctrico e inspectores de Tránsito hicieran un operativo en Fitz Roy al 292, donde está ubicado el quincho del gremio de Fentos. Adentro, una docena de personas, en su mayoría funcionarios del Servicios Públicos, festejaban la apertura de licitación de la línea de 132 KV para el noroeste de la provincia.

 Nicolás Michudis, ex titular de Servicios Públicos S.E. estuvo en la apertura de ofertas para realizar el interconectado eléctrico en la Zona Norte de Santa Cruz.
Nicolás Michudis, ex titular de Servicios Públicos S.E. estuvo en la apertura de ofertas para realizar el interconectado eléctrico en la Zona Norte de Santa Cruz.

Más temprano, el lunes, la gobernadora Alicia Kirchner encabezó uno de los anuncios de obra más importantes de los últimos meses de gestión. La linea de 132 KV no sólo permitirá llevar más y mejor energía al noroeste santacruceño, sino que es terreno fértil para la instalación de inversión e industrias.

Los funcionarios que estaban adentro de Fentos durante la madrugada en la que se hizo un operativo que terminó con la clausura del lugar por parte de Comercio Municipal, habían trabajado fuertemente en el desarrollo de los pliegos y la oferta, para la que se presentaron cuatro empresas.

 En el salón de eventos había 12 personas y fue clausurado.
En el salón de eventos había 12 personas y fue clausurado.

En horas de la tarde de ayer, se filtró el acta policial que cargó con letra de máquina el nombre de todos los involucrados, y uno llamó poderosamente la atención: Nicolás Michudis, nada más y nada menos que el presidente de Servicios Públicos.

La Opinión Austral se comunicó telefónicamente con el funcionario pasadas las 19 horas. Durante la conversación, el todavía funcionario contó que no fue una fiesta, sino que el equipo había estado trabajando desde temprano y “tenían hambre”.

Una hora más tarde, la gobernadora convocaba a una reunión de urgencia para comunicar una decisión que tiene alto costo porque involucra a un funcionario que, dicen, tenía mucho futuro. Sin embargo, en el Gobierno sabían que el costo político de dejar pasar un hecho que puso en juego a la salud pública, en una ciudad donde el brote de coronavirus se cobró ayer su víctima diecisiete, hubiese sido mucho más alto.

Fue el jefe de Gabinete, Leonardo Álvarez, quien tuvo que transmitir la decisión a los involucrados.

La actuación de las 23:05 realizada por la Policía dice que actuaron ante el decreto de la Emergencia Sanitaria, por incumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Las personas que participaron de la reunión eran doce, entre las que se encontraban Leandro Behm, Rubén Peña, Patricio Denholdm, Martín Borea, Susana Paredes, Ariel Granero, Mónica Tapia, Gonzalo Varela, Paola Kiernan y Michudis, entre otros.

En declaraciones a LU12, el jefe de Inspectores de Comercio del Municipio, Ariel Rivera, contó que también realizaron control de alcoholemia y secuestro de tres coches.

No es la primera vez que les solicitan intervenir por fiestas clandestinas e incumplimiento de la cuarentena. Días atrás clausuraron el polideportivo Porto, donde más de 30 personas se habían reunido y donde, también, golpearon a una oficial de la Policía.

En el quincho nos dijeron que estaban haciendo una cena, logramos registrar unas once personas y la realidad es que hoy seguimos luchando con las reuniones sociales y juntadas clandestinas”, lamentó.

En paralelo, explicó que incautaron las bebidas alcohólicas del lugar y remarcó, para finalizar, que el foco de contagios no se ha dado en el comercio, sino que “el problema está en las juntadas”, insistió.

El caso generó anoche un cimbronazo en el Gabinete y más allá. Hubo quienes lamentaron la salida de Michudis, porque “estaba haciendo una muy buena gestión. Muy triste todo”, indicaron fuentes de Alcorta que no salían de su asombro.

Sin embargo, lo que aparece detrás del primer impacto es el convencimiento del Ejecutivo respecto a un asunto sobre el cual no hay negociación posible, y ese asunto es la salud pública y la obligación que tiene el Gobierno de pedirle a la sociedad que cumpla con las normas para evitar que más contagios hagan colapsar el sistema sanitario.

Y es que si acaso Kirchner pasaba por alto que funcionarios de su Gobierno no respetan las reglas, difícilmente pueda haber cohesión social y respeto por la cuarentena que, como se sabe, sigue siendo la única manera de protegerse del Covid-19.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias