12° ANIVERSARIO DE SU CREACIÓN

APPADi contra toda pandemia: el Centro de Día no paró el trabajo

El Centro de Día “René Vargas” cumplió 12 años y, en plena cuarentena, sus beneficiarios trabajan desde sus hogares. Desde la institución contaron cómo es la tarea con los 20 adultos que hoy no cuentan con los talleres. Pese a ello, comparten sus actividades de forma virtual.

Por La Opinión Austral


El Centro de Día “René Vargas” comenzó a funcionar en el año 2003, luego de las acciones llevadas por APPADi. El proyecto surgió ante la necesidad de las familias de contar con un espacio al que puedan ir personas con diferentes discapacidades.

Es así que el centro otorga talleres que van desde la danza, arte, murga hasta música, cocina y costura. Por el aislamiento social, preventivo y obligatorio, no están asistiendo al establecimiento, pero ello no les impidió continuar con actividades en el hogar.

 Gloria recibió el cuadernillo que le entregó el enfermero de la institución. FOTO: FACEBOOK 'CENTRO DE DÍA'
Gloria recibió el cuadernillo que le entregó el enfermero de la institución. FOTO: FACEBOOK 'CENTRO DE DÍA'

El coordinador del centro, José Ojeda, contó a La Opinión Australcómo es el contacto que mantienen con los 20 asistentes de la institución.

“Una vez que se determinó la cuarentena, charlamos con los talleristas y profesores para ponernos de acuerdo y evaluar cómo podíamos llegar a las familias. A través de diferentes acciones, hemos intervenido, por ejemplo, con las redes sociales. Para quienes no cuentan con Internet, nos acercamos a las familias y les brindamos material pedagógico”, relató el coordinador.

“Realizamos las actividades adecuadas a cada uno de ellos. Se trata de adultos que van desde los 25 a los 55 años. Algunos se ven limitados con las redes sociales, así que, a través del enfermero de la institución, les alcanzamos los cuadernillos”, explicó Ojeda.

Por ser grupos de riesgo, estiman que serán “los últimos” en retornar con los talleres

“Nuestro enfermero nos comentaba que todos lo recibían y querían abrazarlo, estaban muy contentos porque desde el 16 de marzo que no tenemos actividad. Ese fue el primer contacto directo con alguien de la institución”, relató.

“Están pendientes y las familias nos dicen que quieren volver al centro de día, pero saben que es importante mantener el aislamiento. La realidad es que esta situación nos obliga a quedarnos en casa, pero las actividades en el lugar la hacen más llevadera y tienen la contención que necesitan”, resaltó.

 

Es una alegría que compartan las actividades

Compartir

Al tratarse de personas que, en muchos casos, son adultos mayores con diversas discapacidades, pertenecen al grupo de riesgo que -según adelantó Ojeda- serán “de los últimos” en reintegrarse a las actividades.

“Probablemente sea por turno y no todos, estamos diseñando este protocolo que queremos implementar para más adelante e informándonos con los organismos de salud de la provincia”, apuntó el coordinador.

Mientras tanto, continuó, “la intención es seguir participando con ellos a través de videos y llamadas y la pronta confección del segundo cuadernillo”.

Relató que muchos de ellos, a través de sus familias, comparten fotos y videos que luego publican en las redes sociales del centro de día.

Para concluir, apuntó: “Por suerte, están todos bien, es una situación nueva para todos, pero nos adaptamos”.

 


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias