DETALLES EXCLUSIVOS

Avanza el borrador del nuevo protocolo de operaciones mineras en Santa Cruz

Los sectores que conforman la minería santacruceña se abocan a consensuar las nuevas medidas. El refuerzo sanitario y la prevención son claves. El Ministerio de Salud elabora un informe para dilucidar lo que sucedió en Cerro Vanguardia. Detalles exclusivos.

Por Gustavo Argañaraz


El diálogo tripartito entre el Estado, trabajadores y empresas para definir el futuro inmediato de las operaciones metalíferas en el Macizo del Deseado continuó este jueves.

 

 

La Opinión Austral supo -por fuentes cercanas al debate intersectorial- que estaba previsto poner punto final al borrador de lo que será el nuevo “Protocolo de la Minería en Santa Cruz”.

El diálogo ha sido calificado de “intenso” entre las partes, buscando el equilibrio justo que permita consensuar medidas y acciones para dar el siguiente paso ante el avance de la pandemia mundial en los yacimientos santacruceños.

Las decisiones estarán basadas en las normativas actuales que se implementaron en la industria, acciones que han permitido a la actividad afrontar los desafíos de esta nueva normalidad alrededor de ocho meses con el mapa epidemiológico bajo control, más allá de los casos que surgieron primeramente en Newmont.

Medidas

En este camino que conduce a tomar “decisiones de fondo” que garanticen el cuidado de la salud de cada una de las personas que se desempeñan laboralmente en el Macizo del Deseado ya surgieron las primeras iniciativas.

Una de ellas es la mejora del sistema sanitario en el lugar en que se desarrollan las operaciones metalíferas. “Habrá una mayor dotación de enfermeros, médicos”, explicaron a La Opinión Austral fuentes cercanas a las negociaciones, indicando que se exigiría que las compañías adquirieran aparatología médica.

La sanitización de los lugares de trabajo será otro de los aspectos clave que defina el cese o continuidad de las operaciones. De hecho, en Cerro Vanguardia -por estas horas- el personal de limpieza y hotelería lleva adelante una necesaria tarea al avanzar en la desinfección, luego de la expansión del virus. Mientras tanto, el personal permanece aislado en sus habitaciones.

Mientras que los detalles del debate tripartito arrojan síntomas positivos, se ha señalado que todavía el escenario no entró en terreno firme.

Así es que el Estado hizo sus aportes para ajustar las medidas de bioseguridad, pero se ha precisado que “el consenso debe darse fundamentalmente con la Asociación Obrera Minera Argentina, el gremio que defiende la salud no sólo de sus representados, sino de cada trabajador”.

De hecho, Javier Castro, secretario general de AOMA Santa Cruz, dijo días atrás que “si está la posibilidad, mejoraremos, caso contrario deberemos comprender que la realidad nos choca fuertemente y tendríamos que paralizar la actividad total de la minería santacruceña”, manifestó. Esta decisión incluye a las seis operaciones de oro y plata que hoy tiene Santa Cruz.

Mientras tanto, el Ministerio de Salud y Ambiente de Santa Cruz se encuentra abocado a la confección de un informe sobre lo sucedido en Cerro Vanguardia, buscando certezas de cómo actuó el servicio médico de la empresa.

Una vez concluido el informe, está previsto correr las actuaciones a la Fiscalía de Estado, lugar en que se analizará si corresponde o no una denuncia ante la Justicia Federal por supuestos delitos contra la salud pública, idéntico accionar contra la empresa telefónica Móviles Argentina SA (MOVISTAR) llevado a cabo a mediados de este año

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias