CASOS DE PACIENTES CON TROMBOSIS

Cannabis medicinal y Covid-19: las experiencias en Santa Cruz

Mientras el mundo busca la cura para el COVID, algunos estudios avanzan sobre el uso terapéutico del cannabis. En la provincia, la Red CASE y APROCAM explicaron cómo trabajan sobre el tema. Advierten la necesidad de incluir testeos y ahondar en investigación.

Por La Opinión Austral


La vacuna para el coronavirus está en el foco de la medicina mundial, que tiene todos los ojos puestos en ella y sus avances.

En paralelo, ante el nuevo virus no faltaron oportunistas que presentaron el cannabis medicinal como la “nueva cura”. Sin embargo, los estudios están en investigación y, hasta ahora, no hay certezas ni hechos comprobados al 100% sobre cómo funciona.

Se trata, al momento, de un paliativo para minimizar algunas dolencias o efectos del virus en los pacientes.

En paralelo, las asociaciones y organizaciones que trabajan en la temática evalúan los efectos del cannabis en personas con quienes ya venían en contacto.

Tanto la Asociación APROCAM de Santa Cruz como la Red CASE funcionan en Río Gallegos y extienden redes a la provincia con el objetivo de avanzar en la regulación del cannabis medicinal, para su uso terapéutico.

Es importante recordar que Santa Cruz adhirió a la Ley Nacionalque estudia su impacto en pacientes con patologías abocadas a la epilepsia refractaria.

Actualmente, buscan ampliar los focos de estudio a otras patologías, considerando que el uso terapéutico del cannabis ya alcanzó muchas otras enfermedades.

Desde fibromialgia hasta trastornos del espectro autista, su uso ha ido ramificándose a distintos problemas de la salud humana, pero también animal.

No resulta extraño, en este contexto, que se estudie su impacto en pacientes que transitan el coronavirus.

En nuestra provincia hay conocimiento de pacientes recuperados que han usado el aceite como paliativo.

Desde la red APROCAM de Río Gallegos, Analía Hinding explicó a La Opinión Austral las propiedades y los resultados que conocen al momento en relación al COVID.

 

En la provincia hay pacientes con trombosis, causado por el COVID, que han utilizado el aceite.

Adelantó que si bien la información que hay al momento es poca, existen pacientes dentro de la red que usan el aceite mientras cursan una trombosis.

“La recomendación que hacen algunos profesionales de salud viene por el CBD que tiene la planta, que es anti-inflamatorio y va bien para la trombosis”, sostuvo Analía.

El CBD es un compuesto natural que se encuentra en la planta y que es objeto de estudio por sus propiedades terapéuticasalrededor del mundo.

Analía contó, entre los resultados, que tiene referencias de una integrante de la asociación que ha mostrado resultados positivos, luego de recuperarse de coronavirus y utilizar el aceite.

“Esta persona no siente las piernas tan pesadas y no le duelen, esa es la experiencia que tenemos acá. Que haya un estudio que te diga cómo es y que brinde precisiones todavía no hay porque recién se está analizando. Por el lado de la trombosis, funciona”, explicó Analía.

Marita Andrea Alvarado forma parte de la Red CASE en nuestra ciudad. Con experiencias similares, reconoce que el aceite ayuda a levantar las defensas en base a sus propiedades.

“Incluso las cremas que hacemos también sirven, ya que actúan como anti-bacterial protegiendo las manos por casi 7 horas”, agregó a LOA sobre el cannabis medicinal.

En relación al virus y la marihuana de uso terapéutico, indicó que reconocen las propiedades, pero saben también que aún falta mucho por desandar y descubrir.

Marita sabe que hay pacientes que transitan la enfermedad y que, con ayuda del aceite, buscan minimizar el impacto del virus. Esperan, en paralelo, avanzar en plena pandemia en su regulación

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias