SE NEGÓ A QUE LO LLEVEN EN CAMIÓN

Un hombre de 86 años cabalgó 15 días para cobrar su jubilación

Selegonio Díaz viajó a caballo desde la provincia de Chubut a Santa Cruz para cobrar un dinero. Descansó pocos días y continuó con su recorrido. Gendarmes se ofrecieron a llevarlo con sus animales, pero el abuelo no quiso.

Por La Opinión Zona Norte


Condos caballos y tres perros, Selegonio Díaz, un abuelo de 86 años, salió de su chacra ubicada en Río Senguer-Chubut y cabalgó durante 15 días hasta llegar a Perito Moreno - Santa Cruz, con la intención de cobrar un dinero. La historia, por demás llamativa y particular, causó repercusión en la comunidad, admirada por la fortaleza del hombre que, incluso, se negó a que lo acercaran en camión.

Según pudo conocer el diario La Opinión Zona Norte, en diálogo con el comisario Germán Reynoso, jefe del Grupo Especial de Operaciones Rurales (GEOR), el hombre venía de El Botello, que se encuentra a 40 kilómetros de Perito, por la ruta N° 43. La señora que es propietaria de ese lugar gestionó con Gendarmería Nacional para que lo lleven al límite con Chubut, pero él se negó.

“Lo iban a trasladar a él y a sus dos caballos con sus tres perros, se le hizo la gestión, es de una estancia por la ruta 40, a 60 km de la localidad, por donde pasó el hombre El Kensel”, contó el comisario en comunicación con LOZN. “Él es de Chubut, pero la estancia donde trabaja es en El Botello acá cerca de Perito”, agregó.

En principio se creía que había cabalgado para cobrar su jubilación, aunque no se sabe si era por ese motivo. “Lo que entendimos es que se iba definitivamente a vivir a su chacra”, manifestó. Díaz es jubilado. “Lo vieron bien, creemos que en 20 días va a llegar a su hogar”.

Según indicó el portal Noticias del Sur, el hombre llevaba 15 días cabalgando. Y fue personal del Escuadrón 38 Río Mayo, de Gendarmería Nacional, quienes al tomar conocimiento de la situación, se acercaron al lugar -un puesto abandonado a orillas del Río Guenguel (vocablo tehuelche que significa panza blanca)- para ver si el puestero necesitaba algo.

Después de los controles de rigor y verificar que no presentaba lesiones -de hecho, Reynoso comentó que el hombre estaba bien de salud- le invitaron agua y comida para que continúe el viaje. Además, para resguardar su vida se puso en funcionamiento un sistema de seguimiento controlado. “Ahora (el jueves a la tarde) vamos a mandar un móvil para ver si lo encuentran en el camino”, comentó el comisario

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias