Edición Impresa

"No pudimos saber que estabas mal", el dolor y despedida de las amigas de Oriana Espósito

Familiares y amistades despidieron a Oriana Espósito, la melliza de Pico Truncado que se quitó la vida. "Una gran amiga, siempre mostrando alegría", dijeron sus amistades y le pidieron perdón por "no darse cuenta de que estaba mal".

Por La Opinión Zona Norte


Los restos de la joven Oriana Espósito fueron velados en la sala municipal de Pico Truncado a partir de las 8 de la mañana de este jueves.

Allí, familiares y amigos la despidieron con las respectivas medidas de cuidado que implica la pandemia del COVID-19. A las 11 de la mañana fue trasladada al cementerio local para la cristiana sepultura.

“Siempre te mostraste feliz, no pudimos saber que estabas mal”, escribieron desde su círculo de amigas.

Con profundo pesar, las familias Venegas y Casares despidieron a Oriana Aymara Venegas Espósito, la joven de 18 años que tomó la decisión de quitarse la vida la noche del martes anterior. La hermana melliza de la joven fallecida, Brisa, y su madre “Jackie”, encontraron a Oriana en el patio trasero con pocos signos vitales, se había colgado de un caño. Inmediatamente la bajaron y llamaron a la ambulancia, también a la Policía, pero en el traslado hacia el hospital, la joven falleció.

 

Resultados de autopsia

La autopsia realizada en la morgue del Hospital Zonal de Caleta Olivia “Pedro Tardivo”, confirmó que las lesiones eran compatibles con un suicidio y el cuerpo fue entregado de la familia a horas de la tarde-noche del miércoles. Pero más allá de todo eso, la comunidad no puede dejar pasar los testimonios de vecinos que publicó La Opinión Zona Norte. Estos hablan de una larga historia de violencia.

Además, la pregunta general es: “¿Se podría haber evitado?”. A pesar de los testimonios de vecinos, que hablaron de violencia familiar de la madre contra las mellizas, nadie dijo haber denunciado por respetar el “no se metan” de la mujer, Jackie. “Todos en Truncado sabían, porque veían a las dos nenas lastimadas y con las uñas marcadas en el cuello”, sin embargo, desde el Juzgado de Instrucción dijeron no tener denuncias por esa violencia.

Varias amigas de Oriana escribieron en sus redes sociales despedidas similares en las que se repite algo parecido a esto: “Te pido perdón por no haberme dado cuenta que estabas tan mal la última vez que te vi, diciendo tonterías por la calle y riéndonos, perdón por no preguntarte cómo estabas o si te pasaba algo”.

Por otro lado, según supo La Opinión Zona Norte por medio de fuentes policiales, en un principio no se hizo la denuncia por la desaparición de las hermanas. “Si la madre hubiese hecho la denuncia, se podría haber actuado de una manera, se podría haber hecho algo”, comentó un efectivo policial.

Las mellizas tenían más hermanos, una de 15 años, otro de 8 y dos nenas de 3 y 4 años. Y según comentaron los vecinos “la madre las tenía esclavizadas para que hagan los quehaceres del hogar y críen a sus hermanitos, mientras ella salía y volvía a cualquier hora”. 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias