EL CALAFATE

Abusaba de su propia hija y fue condenado a once años de prisión

Se trata de un hombre de apellido Fernández quien, debido a los agravantes que pesaban en su contra, recibió una pena más alta de la esperada. Desde la Fiscalía mostraron su satisfacción por la condena alcanzada.

Por La Opinión Austral


Un aberrante hecho de abuso sexual, amenazas y corrupción de menores fue debatido en la Cámara Oral de Río Gallegos y, esta semana, se conoció la sentencia contra el acusado.

Se trata del caso que tiene como imputado, procesado y ahora condenado a un hombre de apellido Fernández que, desde fines de 2019, se encuentra detenido en una de las comisarías de la ciudad de El Calafate, localidad donde ocurrieron los abusos.

Fernández había sido acusado de corromper el desenvolvimiento de la menor y de amenazarla.

De acuerdo a fuentes judiciales consultadas por La Opinión Austral, todo comenzó tiempo atrás cuando Fernández fue denunciado por haber abusado sexualmente de su propia hija que, en su momento, tenía once años y hoy tiene trece.

Luego de la cámara Gesell practicada a la menor de edad, se conocieron más detalles sobre los ataques sexuales que daban cuenta de agravantes. Este diario se reservará datos del caso por pudor y con el fin de no revictimizar a la sobreviviente.

De igual manera, la semana pasada, Fernández fue trasladado desde la ciudad de los Hielos Eternos a las instalaciones de la Cámara Oral en Río Gallegos y, frente al tribunal encabezado por Joaquín Cabral, quien estuvo sentado junto a Eduardo López y Jorge Yance, dio su versión de los hechos.

En el caso de “El Gato Sotelo”, no confesó pero pidieron la pena de un año en suspenso.

Tal como lo informó La Opinión Austral, por consejo de Leandro Vidaurre, su abogado defensor, Fernández dio una declaración lisa y llana sobre los hechos de los que lo acusaban y reconoció tanto el delito como los agravantes. La causa había sido caratulada como “abuso sexual simple agravado por la convivencia, amenazas y corrupción de menores”.

En aquel momento, el fiscal de Cámara, Iván Fernando Saldivia solicitó el juicio abreviado contra el acusado entendiendo que había ayudado en la búsqueda de la verdad y solicitó una pena de once años de prisión para Fernández.Finalmente, esta semana se conoció la sentencia contra Fernández. El tribunal encabezado por Cabral dio la derecha al representante del Ministerio Público Fiscal y condenó al acusado a once años de prisión.

En este punto cabe remarcar que, como se trató de un juicio abreviado por confesión, no se puede poner más pena que la pedida por el fiscal, tal como lo indica el Código Penal vigente en su artículo 518.

Fernández pasó a la órbita del Servicio Penitenciario Provincial y la Secretaría de Ejecución de Sentencias deberá reubicarlo

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias