ASESINATO EN RÍO GALLEGOS

Ratifican la prisión preventiva a Rearte por el homicidio de Medina, el vecino apuñalado afuera de un bar

El juez de Recursos ratificó el procesamiento de la instrucción. Se desestimó la “legítima defensa” y que existiera un ataque previo de la víctima hacia el victimario.

Por La Opinión Austral


Hace exactamente dos meses, el pasado 26 de junio, Río Gallegos lamentó la muerte de un vecino luego de que este mantuviera un altercado con otro en el local nocturno “Burbujas”. La víctima fue Matías Medina, más conocido como “Tucu”, de 32 años, y el victimario, Javier Rearte, de 50 años.

El atacante usó un cuchillo para atacarlo en el abdomen, lo que le provocó su muerte horas después en el Hospital Regional. Seguidamente, huyó del lugar e intentó ocultarse en su casa, pero fue demorado por la Policía.

En la causa tomó intervención el juzgado a cargo de la jueza Rosana Suárez, quien terminó procesándolo con prisión preventiva por “homicidio simple en concurso real con lesiones leves”, ya que no sólo atacó a Medina, sino también a sus amigos.

 Javier Rearte fue detenido horas después en su casa.
Javier Rearte fue detenido horas después en su casa.

En los últimos días, luego de que la defensa del imputado apelara el procesamiento, el juez de Recursos, Nelson Sánchez, ratificó la instrucción de Suárez y dejó firme la decisión del juzgado de instrucción.

Se desestimaron todos los argumentos del defensor de Rearte, quien buscó que la Justicia considerara su accionar como “legítima defensa”, aludiendo a que habría sido atacado previamente por Medina y sus amigos afuera del bar.

El defensor marcó que los testigos “se prepararon y armaron su declaración”, algo que el juez también desestimó, entendiendo que “todos coinciden -en mayor o menor medida- en que ambos grupos (el que integraba Medina y el de Rearte) estuvieron dentro del bar hasta que la dueña decidió cerrar, pidiéndoles que se retiraran”, consta en la resolución a la que La Opinión Austral tuvo acceso.

Agregó también que “todos coinciden en que los hechos ocurrieron en la parte externa del local y algunos vieron que el autor de la agresión a Medina portaba un buzo o campera roja (como la de Rearte), pero ningún testigo, ni aun las mujeres que se hallaban en el interior del bar, pudo describir un ataque -previo- dirigido a Rearte de parte del grupo que integraba el occiso”, descartando de esta manera que en esta instancia el imputado se hubiera debido defender

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias