POR LA DENUNCIA

Desde la cárcel en San Juan, el acusado de trata amenaza a su ex pareja

Se trata de Emanuel “Carucha” Astudillo que está detenido en la Unidad 4 de la provincia de Cuyo aguardando el juicio. Su esposa y sus excompañeras de trabajo están atemorizadas. La madre de él también amedrentó a la mujer.

Por La Opinión Austral


Listo, perrito, ya estamos ATR en la Asturias con los mejores choris de la ciudad” publicó Emanuel “Carucha” Astudillo en su perfil de Facebook “Los Choris del Sanjua” en octubre, meses antes de ser detenido por una causa de violencia de género que derivó en un pedido de captura por una causa de trata sexual en la provincia de San Juan.

Astudillo estaba en Río Gallegos desde desde julio del 2019, escapando de su pasado. Tal como lo informó La Opinión Austral había sido imputado por un delito de presunta trata sexual que tenía como víctima a una pre adolescente de 14 años y luego absuelto por el beneficio de la duda.

“Sanjua”, como también era conocido en Río Gallegos, llegó solo. Levantó una pequeña estructura en el asentamiento Madres a la Lucha para recomenzar su vida, se ganó unos pesos vendiendo choripanes en la avenida Asturias. A fin de año, una vez que se acomodó, llegaron su esposa y su hijo de 6 años.

 

Desde la prisión, Astudillo hace perfiles truchos de Facebook para amedrentar.

“Se le dio una oportunidad para progresar y la desperdició” dijo Luz, una excompañera de trabajo de Astudillo que decidió cambiarse el nombre por temor a represalias, pese a que Astudillo ya está tras las rejas en la Unidad Penitenciaria N°4 de San Juan a la espera del juicio que será dentro de una semanas.

¿Por qué tendrían miedo? Es que Astudillo, aún tras las rejas, continúa amedrentando a su expareja y a Luz. “Se hace perfiles truchos, hace llamadas privadas, nos amenazó a mi y a su exesposa. Una vez, la llamó la exsuegra y le dijo que le retire la denuncia por violencia de género sino iba a venir y la iba a matar”, dijo la joven que antes trabajaba con Astudillo.

La detención de “Carucha” se dio en mayo de este año. “Ronie” el hermano de la expareja, había venido a Río Gallegos a probar suerte. La primera noche iban a salir a festejar, pero Astudillo llegó drogado con una bolsa de cocaína y una pistola. “Es para vender”, no te preocupes le dijo a la mujer. Luego de discutir, él le pegó y la amenazó con el revólver.

Luz intervino, agarró a la mujer y, junto con Ronie, fueron a hacer la denuncia a la Comisaría de la Mujer. “Astudillo se mostraba impune porque decía que su mamá tenía contactos políticos en San Juan y que por eso había salido libre en la causa de trata sexual”, aseguró su excompañera de trabajo

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias