BARRIO GAUCHO RIVERO

Ebrio dormía en su auto y creyeron que estaba muerto: se despertó y atentó contra policías

Un hombre quedó detenido luego de resistirse al arresto en Río Gallegos. Los vecinos habían pensado que estaba muerto cuando descansaba en su Palio Weekend. Su rodado fue secuestrado por no tener papeles.

Por La Opinión Austral


Un hecho de curiosas características se registró en horas de la tarde del domingo en la calle José Ingenieros de nuestra ciudad capital, el cual terminó con un hombre demorado en la Seccional Quinta y su rodado en el Corralón Municipal de Río Gallegos.

De acuerdo a la información recabada por La Opinión Austral a través de fuentes policiales y vecinos de la zona, todo ocurrió minutos antes de las cinco de la tarde de ayer, cuando los vecinos del barrio Gaucho Rivero vieron a un hombre que estaba durmiendo en el interior de su auto, estacionado en la esquina de la calle antes mencionada y la 13 de Julio.

Según indicaron algunos vecinos, “parecía que estaba muerto porque no respondía cuando le golpeábamos el vidrio”, por lo que decidieron llamar a la Policía. En el lugar, momentos después se hizo presente personal del Comando Radioeléctrico y de la Seccional Quinta.

Al igual que los vecinos, los efectivos comenzaron a golpear los cristales, pero el hombre, en su profundo sueño, no respondía. Luego de manotear algunas puertas, los agentes se percataron que el baúl del auto estaba abierto y un policía pudo entrar al rodado moviendo el asiento trasero del rodado.

Por fortuna, el hombre no estaba muerto, sino que estaba alcoholizado y por eso no respondía cuando los vecinos o la Policía lo llamaban. Tras despertarse, comenzó el problema cuando el hombre, de unos cuarenta años, comenzó a discutir con la Policía.

Vecinos indicaron que el hombre no era de la zona, por lo que se presume que en algún momento, debido al estado de ebriedad, decidió dejar de manejar y descansar los ojos, sin saber lo que ocurriría después.

¿Por qué me llevan si yo no maté a nadie?”, preguntó el hombre a los policías cuando lo trasladaban a la Seccional Quinta tras atentar contra los efectivos. Antes del inconveniente, los agentes del orden habían solicitado la documentación del rodado en el que se movilizaba, pero no pudo presentar ninguna, por lo que debieron fajar y trasladar el vehículo al Corralón Municipal en calidad de secuestrado

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias