ANTE EL AUMENTO DE CONTAGIOS DE COVID-19 EN LA LOCALIDAD

El Chaltén extrema controles para garantizar el turismo

La villa turística se encuentra catalogada como zona de “transmisión por conglomerado”. Con más de 60 casos activos y alrededor de 200 aislados, las autoridades aumentan los cuidados para no perder lo ganado.

Por La Opinión Zona Norte


La situación epidemiológica en Santa Cruz por el COVID-19 continúa siendo compleja en los principales centros urbanos de la provincia. Sin embargo, las localidades del interior que, por el momento, son las menos afectadas apuestan a extremar los cuidados para evitar brotes incontrolables.

En este marco, teniendo en cuenta que muchos lugares están en plenatemporada turística, se vuelve necesario intensificar los controles sanitarios para no perder lo ganado.

Este es el caso de El Chaltén que, ante el incremento de casos de las últimas semanas, está trabajando para evitar un retroceso que perjudicaría seriamente a las finanzas de la villa cordillerana.

Actualmente, este popular destino turístico se encuentra atravesando un brote con un total de 67 contagios informados hasta este jueves. La situación epidemiológica de la villa turística es catalogada como “transmisión por conglomerado” y debido a esto, hay más de 200 personas en aislamientopreventivo hasta el momento.

Sin embargo, la comuna ubicada a los pies del cerro Fitz Roy apuesta a la estrategia adoptada desde el inicio de la re apertura turística: respetar los protocolos de bioseguridad.

 

Controles estrictos

Para garantizar una experiencia grata a los visitantes que llegan del interior de la provincia y del resto del país, El Chaltén mantiene una política de intensos controles en los comercios que ofrecen servicios turísticos.

Por este motivo, personal de la Secretaría de Comercio, Producción y Sanidad de ese Municipio estuvo realizando una serie de visitas a diferentes locales con el objetivo de verificar el cumplimiento de las medidas biosanitarias implementadas en el marco de la pandemia.

Además, durante el operativo los agentes municipales entregaron una declaración jurada en la que los empleados comerciales, donde deben asegurar no contar con síntomas compatibles con el coronavirus.

De esta manera, la gestión del intendente Néstor Ticó busca garantizar que no haya contagios a los turistas que se encuentran en la localidad.

“Estas medidas buscan detener el ritmo de contagios, y evitar que hayan casos surgidos a partir de los servicios que se brindan en El Chaltén”, señaló Claudio Susic, titular de la cartera productiva de la villa cordillerana.

En ese sentido, se está llevando adelante un trabajo en conjunto entre el ejecutivo municipal y la Policía de Santa Cruz, para reducir la circulación nocturna en el marco del Decreto 1/21 firmado por la gobernadora Alicia Kirchner.

 

Cortar los contagios

En simultáneo a las acciones mencionadas, se está trabajando en dispositivos territoriales para la detección de COVID-19. Gracias al trabajo en conjunto con el Hospital Militar de Río Gallegos se pudo instalar un Centro de Hisopado en el Gimnasio Municipal de la localidad.

“Conforme a las recomendaciones de las autoridades de Salud, aumentar los testeos nos permitirá efectivizar los aislamientos más rápidamente, y eso nos ayudará a bajar la cantidad de contagios que hay en El Chaltén”, indicó Enrique Rivero, secretario de Gobierno de la villa turística.

De esta forma, el Municipio pelea una batalla en dos frentes contra el virus. Por un lado, apuesta a los protocolos para evitar contagios en la experiencia turística y por otro, la detección temprana busca prevenir nuevos contagios en la localidad

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias