SANTACRUCEÑOS FUERA DE CASA

El futbolista de Puerto Deseado Alejandro Risco jugará en Argentinos Juniors

Lejos de casa. Lejos de su familia y sus amigos. El adolescente de 15 años jugará en el “Bicho” de La Paternal luego de superar una prueba la semana pasada. Se sumará al plantel el 4 de marzo y vivirá en la pensión. Sus inicios y la palabra del enganche santacruceño.

Por Matías Barrientos


Otro joven, otro pibe de la cantera de Puerto Deseado que queda en un club grande. Renzo Reynaga, Nahuel Herrera, son alguno de ellos.

 

Esta semana, se sumó Alejandro Risco, el futbolista de quince años que logró quedar en Argentinos Juniors “El semillero del mundo”, luego de probarse con la Séptima del “Bicho”.

 

Su historia con la pelota y el fútbol nació cuando tenía siete años, en Pibes Deseadenses, el club de la ciudad donde estuvo varios años jugando de enganche.

 

Me dijeron que tenía varias condiciones físicas para estar en el club

Compartir

 

Luego, en 2018 pasaría a jugar en Deseado Juniors, donde cambiaría de posición: de defensor central.

Este verano, Alejandro consiguió el número de Daniel Otero, quien trabaja en Argentinos y le dio la posibilidad de probarse. De esta manera, el deseadense buscó la oportunidad, la logró, y viajó junto a su padre en colectivo por más de 30 horas en búsqueda de su sueño.

 

El joven deseadense habló con La Opinión Austral y comentó cómo fue el desarrollo de la prueba en el “Bicho” de La Paternal.

 

“En Buenos Aires fueron tres días de prueba, en el primero nos hicieron entrar en calor y después nos probaron”, expresó Alejandro.

 

La exigencia y la intensidad de Argentinos no era la misma que en Deseado. “El primer día me costó, el segundo le agarré el ritmo y la prueba fue en el predio de las inferiores”, refiriéndose al Centro de Captación y Formación ubicado en Pontevedra, provincia de Buenos Aires.

 De negro, el santacruceño.
De negro, el santacruceño.

Lo curioso, es que en el Bicho se probó en una posición en la cual, no venía jugando: enganche. Sus inicios, en “Los Pibes”, lo vieron jugar de enganche, sin embargo, desde que llegó hace dos años y medio a Deseado Juniors, se convirtió en defensor central. Ante esta situación, el joven se manifestó.

 

“Se me dio de probar de enganche, esa decisión la tomé yo porque no me gustaba quedarme parado atrás, era difícil probarme y que quede de 2”, expresó Alejandro.

 

Este viaje tan largo, de muchas horas arriba de un colectivo, se olvidarían cuando le dijeron que quedaba finalmente en Argentinos Juniors. “Me dijeron que tenía cosas que pulir, pero tenía varias condiciones físicas para estar en el club”.

 

Este año, a este adolescente de 15 años, lo espera una nueva vida en Buenos Aires. Con sueños, con objetivos a corto y largo plazo, y defendiendo los colores de Argentinos Juniors.

 

 Alejandro defendiendo los colores de Deseado Juniors.
Alejandro defendiendo los colores de Deseado Juniors.

La ciudad de la furia lo está esperando con las puertas abiertas. “Este 4 de marzo voy y me quedo allá, a fin de año voy a volver a Puerto Deseado”, expresó.

 

Esto no hubiera sido posible sin el apoyo de su padre, Héctor Eduardo, quien viajó junto a su hijo a la prueba y lo acompañó hasta la puerta del predio. Su madre, “está triste pero feliz, están todos felices”, destacó. A su vez, agradeció a dos personas que le dieron su apoyo, “Alejandro Baley de AOMA que me ayudó con los pasajes de vuelta Gustavo Barria de SOMU que nos dio una mano con el hospedaje”, manifestó.

 

Esta semana, Alejandro viajará rumbo a Buenos Aires, su nueva casa, donde quiere cumplir su sueño de “llegar lejos y jugar en Primera”. En este nuevo camino, vivirá en la pensión del Bicho. La misma que caminaron y vivieron Cristian Ledesma, Diego Placente, Federico Insúa entre otros. Hoy, hay futuro santacruceño en el “Semillero del mundo”.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias