CON EL SUEÑO DE LA VIVIENDA PROPIA, NO

Familias estafadas: el dueño de La Torre se arrepintió y busca devolver el dinero de una casa

"Después de las publicaciones de La Opinión Austral, se comunicó", dijo Jorge Barrionuevo, uno de los estafados en el sueño de la casa propia. Espera que la próxima semana la pesadilla concluya. Por su parte, la familia Acuña-Díaz espera correr la misma suerte.

Por La Opinión Austral


-Hola Jorge, podés hablar?

- Sí, te escucho.

- Escuchame, estás haciendo quilombo, al pedo. Te llamo para arreglar.

 

El primero que habla es Darío Torralbo Cenci, propietario de la quebrada pyme “La Torre, Maderera y Cabañas” y se comunicó telefónicamente el jueves 3 de septiembre último con Jorge Barrionuevo prometiendo devolver el dinero recibido para construir una vivienda prefabricada que jamás edificó.

El diálogo se dio luego de la publicación de La Opinión Austral: “Al menos doce familias estafadas con el sueño de la casa propia”. Bastó poco más de una semana para que una de las familias burladas en su buena fe de construir su techo propio reciba una respuesta, aunque aún falta cerrar el acuerdo.

La alegría tampoco es absoluta. Roxana Acuña, otra de las estafadas que dio a conocer su historia a La Opinión Austral, aguarda su solución. Sin embargo, no hubo comunicación para “arreglar” la devolución de los más de $ 450 mil invertidos.

“Quiero recuperar”

Jorge Barrionuevo, 41 años y amolador de profesión, contó que en el contacto telefónico se dispuso a escuchar a Torralbo Cenci para conocer qué tenía para decir. Después de largas explicaciones, el maestro mayor de obra ofreció devolver en materiales lo invertido.

La suma asciende a $ 350 mil y originalmente fue destinada para una vivienda de 48 metros2 con cocina-comedor; comedor; tres habitaciones y un baño. Iba a estar ubicada en en el B° Ayres Argentinos, Río Gallegos.

“Quiero recuperar lo que puse sin ser perjudicado por la inflación que tiene el país”, señaló Jorge una y otra vez a La Opinión Austral.

 

Prudentemente y sin perder los estribos, se prometió esperar que antes de que finalice la próxima semana Torralbo Cenci se comunique nuevamente por teléfono para hacer su propuesta final y finalmente zanjar la deuda.

El diálogo tiene que ser telefónico. El dueño de la pyme aseguró permanecer en Buenos Aires por problemas de salud. Sostiene que en febrero viajó a realizarse unos estudios, pero en marzo llegó la pandemia y quedó varado.

En esta sintonía, el papá de Maximiliano (16); Lautaro (12) y Benjamín (7), dijo que el constructor “se ha mostrado ofendido por las publicaciones, y asegura que no ha estafado a mucha gente, sino que ha incumplido con cuatro familias solamente”.

Más adelante, Jorge agradeció a La Opinión Austral por hacerse eco de la realidad que le toca atravesar a él y otras tantas familias.

Esperar

“Nosotros no hemos recibido respuesta, con mi esposo estamos disconformes. Queremos y necesitamos que nos devuelva el dinero más que los materiales”, disparó Roxana Acuña al ser consultada por La Opinión Austral.

La enfermera del Hospital Regional Río Gallegos (HRRG) tiene 35 años y junto a Juan Díaz (45), empleado provincial, conformó su familia con dos hijas: Fiorella (5) y Sofía (13). La menor padece estenosis pulmonar que le provoca un agudo cuadro de asma, mientras que la mayor tiene un retraso mental leve.

La familia Acuña - Díaz comenzó a transitar su sueño de la casa propia en 2014 y a lo largo de los años, préstamos bancarios mediante, destinó unos $ 450 mil para edificar su vivienda de 46 m2 en el barrio Bicentenario II, Río Gallegos.

 

 Los Acuña - Díaz: Juan, Fiorella, más atrás Sofía y mamá Roxana.
Los Acuña - Díaz: Juan, Fiorella, más atrás Sofía y mamá Roxana.

“Me ha quedado una platea que no sirve y $ 27 mil mensuales a pagar de un crédito contraído”, resumió nuevamente su historia, y a pesar de estar aislada por estos días para evitar contraer el coronavirus, ella y sus hijas son pacientes de riesgo, contó que encaró diferentes alternativas que le permitan “salir adelante”.

“Primero con la firma Aike de los Andes y luego con La Torre, Maderera y Cabañas, Torralbo Cenci nos estafó en casi medio millón de pesos. Necesito el dinero y una vivienda propia, hoy habitamos un monoambiente. La Justicia y el Gobierno tampoco nos dieron respuesta”, dijo angustiada.

“Más que promesas queremos respuestas. Mi familia y yo no queremos que nos sigan endulzando los oídos, respuestas es lo que esperamos”, repitió Roxana.

Además, desconfió que Torralbo Cenci se encuentre en Buenos Aires. “Él dice no estar en Río Gallegos, pero sospechamos que sí se encuentra. Más allá del lugar en el que se encuentre, no podrá esconderse más.

Las notas de La Opinión Austral se divulgaron en todo el país y llegaron hasta Chile”, concluyó.

El llamado que recibió Jorge Barrionuevo el pasado tres de septiembre abrió un hilo de esperanza a las familias que fueron burladas en su buena fe.

Sin bien sólo hay un llamado y más promesas de devolver el dinero invertido, todos esperan que sea el comienzo de una etapa distinta a la vivida hasta aquí y que la pesadilla de la estafa, a lo largo del tiempo, sea sólo una anécdota

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias