LA OCUPACIÓN DE CAMAS LLEGA AL 95 POR CIENTO

El Hospital Regional ya deriva a pacientes con Covid-19 a El Calafate

Son pacientes que necesitan continuar en terapia intensiva. El lunes llegó la primera derivación al Samic y se espera que los traslados continúen para descomprimir el nosocomio riogalleguense.

Por La Opinión Austral


En el reporte diario, el Gobierno confirmó que el nivel de camas ocupadas de la Terapia Intensiva del Hospital Regional llegó al 94,44 por ciento, como consecuencia del volumen de contagios registrados en la capital, con una curva que no da tregua al sistema sanitario.

 

 

 

 

Santa Cruz registra un total de 1.965 casos positivos desde el inicio de la pandemia. De ese número, 1.277 están activos, 670 pacientes recibieron el alta y 19 personas murieron por coronavirus, 16 de las cuales vivían en Río Gallegos. El último registro mortal se dio ayer, con una mujer de noventa años.

Pese a las medidas de contención, declaradas a través de la cuarentena y las fuertes restricciones a la circulación, ayer se sumaron 60 nuevos positivos en la capital.

 

 

 

 

 

En el Gobierno Provincial y el Municipio están convencidos de que si algo falla en medio de las medidas es la responsabilidad individual, a la que apelan en una semana en donde se conocieron varias denuncias por fiestas clandestinas y reuniones sociales que están terminantemente prohibidas.

 

 

 

 

La situación epidemiológica actual de Río Gallegos está definida como zona de Transmisión comunitaria y la curva de duplicación, es decir, cada cuántos días se suma el doble de casos, es de 20 días.

 

 

 

 

En este escenario, las autoridades del Ministerio de Salud, convulsionadas tras la salida de Juan Carlos Nadalich, decidieron acudir al hospital de alta complejidad de la red Samic, ubicado en El Calafate, que supo enfrentar el primer brote de contagios allá por el mes de marzo.

 

 

 

 

Ayuda del Samic

La idea, claro está, es que el hospital de la capital no colapse y no tenga que elegir quién accede a una cama en la terapia y quién no, quién tiene un respirador y quién no, un planteo que no está para nada lejos de la realidad.

 

 

 

 

Según consignó el portal Ahora Calafate, el martes llegó a la villa turística el avión sanitario trasladando a una persona que fue alojada en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI). También se está gestionando una segunda derivación.

 

 

 

 

 

El director ejecutivo del nosocomio calafatense, Osvaldo Cordano, aclaró en FM Dimensiónque aceptarán derivaciones de pacientes que no tienen COVID-19, ya sea porque su problema de salud no está relacionado con el virus o porque lo negativizaron, pero necesitan aún de cuidados intensivos.

 

 

 

Sabemos que el Hospital Regional está en una situación bastante ajustada con respecto a las camas de internación. Y nosotros no tenemos problemas en ser receptivos y además debemos solidarizarnos con aquellos que necesitan”, manifestó.

 

 

 

 

El directivo acotó que además se ha enviado a una doctora del servicio de Terapia Intensiva a la UTI de Río Gallegos, y “estamos evaluando la posibilidad de enviar dos enfermeros más para ayudar en la contingencia que están padeciendo”.

 

 

 

 

Asimismo, Cordano detalló que la semana pasada se han terminado de acondicionar veinticuatro camas en el salón de usos múltiples (edificio anexo al hospital) con oxígeno central. “Esto permite a futuro poder realizar internaciones en ese lugar”, agregó el director ejecutivo del nosocomio.

 

 

 

 

Así las cosas, a juzgar por el volumen de nuevos contagios declarados a diario, es de prever que la situación del HRRG esté llegando a su punto de mayor tensión en medio del incontrolable brote.

Hasta ahora, se sabia que los días de mayor cantidad de casos positivos eran entre los miércoles y jueves, por los contactos que sigue habiendo cuando las personas se reúnen los fines de semana

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias