CONFLICTO EN PUERTO DESEADO

Cámaras pesqueras radicarán denuncia federal por paralización de plantas

El conflicto entre CAPeCA y STIA continúa. Las empresas no aceptan condiciones que consideran "extorsivas". El gerente de la cámara indicó que la medida "evita que se pueda exportar productos argentinos", y adelantó que radicarán denuncias federales.

Por La Opinión Zona Norte


Eduardo Román, gerente de la Cámara de Armadores Pesqueros y Congeladores de la Argentina (CAPeCA), representa a las empresas radicadas en Puerto Deseado, en el marco del conflicto con el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA).

En diálogo con La Opinión Zona Norte se refirió al desacuerdo que se prolonga y mantiene paralizada la producción, en las plantas de procesamiento de pescado de esa localidad.

El ejecutivo adelantó que las empresas comprendidas en la cámara realizarán presentaciones penales en el Juzgado Federal de Caleta Olivia. Dijo que ocurriría entre ayer y el lunes próximo. Al cierre de esta edición aún no se habían concretado.

El motivo de las denuncias, comprende las consecuencias de un bloqueo que lleva ya 16 días. Vale recordar que, luego de no arribar a un acuerdo en el marco de una conciliación obligatoria, los trabajadores nucleados en STIA decidieron fijar piquetes impidiendo el paso y la producción en las plantas de procesamiento.

“Los abogados analizan la presentación de las empresas, porque llevan 16 días de bloqueo. Lo más grave es que el portacontenedores que exporta productos argentinos al mundo pasó de largo, no se pudo comercializar la producción pesquera, y también la de otras industrias como la lana y la minería”, enfatizó.

Piquetes

En este contexto, explicó que, cuando los piquetes llevaban entre 3 y 4 días, el cálculo económico de pérdidas representaba el equivalente a un monto de entre 300 mil y 400 mil dólares. Por lo tanto, varias jornadas más tarde, el número se multiplica.

“Yo hablé con el fiscal de Puerto Deseado ayer. Es probable que ingresemos los escritos a través de su oficina, y que de ahí pasen a la Justicia Federal. A la noche se lo adelanté a los referentes del sindicato. Pero, además, les planteé que el punto es quién le va a dar la explicación a la gente que se queda sin trabajo”, sintetizó.

Y ese último punto es fundamental, porque ya son 72 las personas que recibieron telegramas de despido, y el tema se convirtió en uno de los puntos de reclamo de los trabajadores: su reincorporación y el pago de los días caídos por el paro.

En tal sentido, Román mencionó que las empresas intentaron un acercamiento, pero que no prosperó por decisión de los manifestantes. Hizo un repaso por la negociación que inició el 28 de febrero y que, según precisó, “generó la última oferta de pago de 9.400 pesos, que representa un 25% de aumento para los sueldos promedio. Algo que en Argentina casi no ocurre, cuando hay sectores que pagan porcentuales de haberes o no saben cómo hacer frente al pago”.

Además, recordó que ese nivel de incremento sería sólo hasta principios de noviembre, cuando las partes tendrían que volver a acordar incrementos en el marco del segundo tramo de la paritaria anual.

“Creo que las empresas hicieron las cosas bien, pero no el gremio que rompió el diálogo. Ahora ponen condiciones para sentarse, pero no es así. Si las cosas se normalizan, si se puede trabajar aunque sigan de paro, entonces se abre una posibilidad de diálogo y las empresas pueden hacer alguna otra oferta”, apuntó.

Subrayó también que, de seguir así, “vamos a un abismo y se corre el riesgo que alguna empresa diga, hasta acá llegué. No queremos que eso suceda. Por el contrario, queremos generar más trabajo”. Finalmente, dijo que está en permanente contacto con los referentes y con autoridades. Recordó que el paro fue declarado ilegal, y llamó “a la reflexión” al sindicato

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias