RÍO GALLEGOS

En plena pandemia, las áreas municipales de Cloacas y Limpieza Urbana no adhirieron al paro

El conflicto entre el Ejecutivo Municipal y el SOEM preocupó a los habitantes de la ciudad. Sin embargo no habrá falta de limpieza, tras el decreto que impuso la suba salarial. Hoy las partes retomarán la paritaria.

Por La Opinión Austral


Luego de que La Opinión Austral diera a conocer que el diálogo entre el Ejecutivo Municipal y el gremio de los municipales se tensó por la falta de acuerdo en la paritaria salarial y la decisión política del intendente Pablo Grasso de otorgar un bono que va entre los $ 5 mil y 10 mil para el personal que trabajó en la pandemia.

Pero el diálogo entre las partes empeoró este jueves, luego que el concejal Julio Aravena (FdT) presentara sobre tablas una “moción de orden” en la séptima sesión ordinaria del Concejo Deliberante.

La iniciativa propuso que por decreto del intendente Pablo Grasso, se aplique el incremento salarial -ofrecido y rechazado- del 14,5% en dos cuotas iguales: octubre y noviembre.

El oficialismo se impuso con el voto doble que pertenece a la presidencia del cuerpo deliberativo, hoy en manos de Paola Costa. De esta manera, la actualización salarial será enviada a la Caja de Previsión Social (CPS) para que el cálculo abarque a los jubilados municipales.

 

Los agentes comunales capitalinos insisten con una pauta del 20% de suba salarial.

En este escenario de creciente conflicto, la audiencia de negociación colectiva se llevará adelante en esta jornada a partir de las 14 horas, vía Zoom. Los trabajadores habían pedido volver a encontrarse en una mesa de diálogo y que asistiera el intendente.

 

SOEM

Bastó un par de horas de finalizada la sesión legislativa para que el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales determine un paro total de tareas hasta el lunes, inclusive.

Sin embargo, los “esenciales” concurrirán a sus lugares de trabajo de todos modos.

En este escenario de pandemia y con la aceleración de contagio de coronavirus, La Opinión Austral supo que ninguna de las áreas operativas de “Cloacas”, “Limpieza Urbana” y Recolección adhirieron al paro.

Se desconoce que sucederá con el área de Tránsito este fin de semana, clave para los controles anticuarentena. Los trabajadores que trabajan durante la pandemia son unos 1200, alrededor del 20% de la planta municipal.

Si bien el gremio dictó el paro por el decreto impulsado por el Ejecutivo Municipal, estos sectores se verína afectados por el congelamiento de los pluses. Sin embargo se se adhieren a la medida de fuerza no percibirán ni los plus ni las horas extras.

“Repudiamos la práctica desleal por parte del Municipio”, dijo Oscar Coñuecar, secretario adjunto del gremio, confirmando la medida en diálogo con LU12 AM680 de Río Gallegos.

Tras reconocer que es facultad de los concejales presentar los proyectos sobre tablas, reclamó que se trató de una “acción que traiciona el diálogo”.

“En principio hubo, mala fe porque salieron a ofrecer un bono, cuando dijeron que no tenían más dinero”. Insistió que ese beneficio “no fue ni siquiera mencionado en el proceso de negociación”.

En esta sintonía, el dirigente aseguró -una vez más- en sus declaraciones a la emisora queno habrá prestación de servicios hasta el inicio de la próxima semana y exigió que “se tome una definición política para resolver este conflicto. Aquí hay que aclarar los tantos”, disparó.

Concejales

La Opinión Austral intentó establecer contacto telefónico con los concejales que integran el bloque del Frente de Todos, para conocer sus explicaciones, pero no hubo respuesta.

Mientras tanto, el radical Leonardo Roquel dijo: “Una vez más, y como siempre, el oficialismo rompe las reglas, avasalla derechos adquiridos y rompe el diálogo, tensando la situación que por demás es difícil en este escenario económico social que estamos viviendo”.

Por su parte, la representante del Concejo Deliberante en la mesa de negociación, Daniela DAmico, subrayó que se trató de “una falta de respeto al sistema democrático. Con una paritaria abierta y en pleno diálogo, el intendente decidió imponer, con la complicidad de los concejales, un aumento salarial”.

Así dadas las cosas, la disputa salarial hoy más que nunca está marcada por el bien común. Esta vez la salud es responsabilidad de todos

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias