“PAPELITOS DE COLORES”

La mamá de Jesica Minaglia, tras el emotivo homenaje: "Es un recuerdo muy lindo para su hijo”

Nélida González, la madre de Jesica Minaglia, vivió con emoción la presentación del libro que le dedicaron a la maestra. Al aire de LU12, recordó a su hija, en el marco del Día del Maestro. A cinco meses del femicidio, dijo que "uno aprende a vivir con este dolor".

Por La Opinión Austral


“Su partida dejó un gran dolor. No fue fácil, hubo que contener a los maestros y todos sus alumnos”, dijo con marcada emoción Alejandra Montiel, directora de la EPP N° 93 de Piedra Buena, donde trabajaba Jesica Minaglia, la maestra que fue asesinada el 14 de abril de este año.

Fue en el arranque de la presentación del libro “Papelitos de Colores”, que se pudo ver en vivo por www.laopinionaustral.com.ar y sensibilizó a todos los santacruceños, pero también a la familia de la docente que vive en Buenos Aires y Entre Ríos, donde nació.

Desde su casa, con su nieto -el hijo de Jesi-, lo vio Nélida González, la madre de la docente a quien ayer, en el Día del Maestro, se la recordó con muchísimo aprecio y tristeza.

 

 Jesica dedicó su vida a la docencia.
Jesica dedicó su vida a la docencia.

A poco de terminar la secundaria, ella quería ser policía. Pocos meses después, se arrepintió: “Má, quiero ser maestra”, le dijo a Nely. En tres años se recibió en la UNPA y a los pocos meses, ingresó a dar clases en la Escuelita del Río.

“Fue una maestra con todas las letras. Amaba su trabajo y a los niños”, recordó su madre en Radio LU12 AM680. “Sus alumnos la querían muchísimo”, resumió.

Sobre el trabajo de Verónica Lamberti, dijo que fue “brillante” y que la propia directora le llevó el libro de regalo a su domicilio. “Es un hermoso homenaje y aparte un recuerdo muy lindo para su hijo”, dijo.

 

 Verónica Lamberti en la presentación del libro, que pudo verse por www.laopinionaustral.com.ar.
Verónica Lamberti en la presentación del libro, que pudo verse por www.laopinionaustral.com.ar.

“Ella el Día del Maestro se juntaba con sus amigas, se arreglaba yendo a la peluquería, era muy coqueta. Lo festejaba. Y este año, que no esté es muy fuerte”, rememoró sobre lo que hacía Jesica en estas jornadas especiales y aprovechó la oportunidad para dedicarle “un hermoso día” a todos los docentes santacruceños.

“Un dolor permanente”

Uno aprende a vivir con este dolor, ya van a ser cinco meses y parece que fue ayer”, dijo Nely, con la voz a punto de quebrarse.

“Me acuesto pensando en ella, mi nieto duerme conmigo... y encima él es la carita de la madre. Es un dolor permanente. Me iré de esta tierra con este dolor”, le contó en su charla a Carlos Saldivia, a horas de que se presentara el libro.

No sólo Nely recibió “Papelitos de Colores”, sino también toda la comunidad educativa de Piedra Buena. Alumnos de Jesi, compañeras y amigas también.

Fue un Día del Maestro atípico, de muchas sensaciones encontradas: tristeza, bronca y también felicidad, al recordar cómo era Jesica, el amor que poseía por la vocación de ser maestra y el cariño que le daba a cada uno de sus alumnos

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias