ADELANTO DE LA OPINIÓN AUSTRAL

Fallecidos por COVID: aprobarán el nuevo protocolo para el cementerio de Río Gallegos

Luego del pedido del obispo García Cuerva, el Municipio aprobará el protocolo que modifica los sepelios de las personas fallecidas por coronavirus. Así lo confirmó el intendente Pablo Grasso, quien además adelantó que volverá a funcionar la capilla, con restricciones.

Por La Opinión Austral


Luego de que el obispo de la Diócesis de Río Gallegos, Jorge García Cuerva, hiciera pública una carta en la que pide al intendente Pablo Grasso revisar las prácticas en el hospital y el cementerio, la Comuna escuchó el pedido.

Según confirmó el propio Grasso a La Opinión Austral, en el transcurso del día se aprobará el protocolo que ya fuera analizado y que determina una despedida más “humana” a los fallecidos por coronavirus.

 

La provincia ya registra 126 muertes, de las cuales111 fueron en Río Gallegos. Como se pudo ver a lo largo de las coberturas de La Opinión Austral, las despedidas de familiares y amigos suceden en un ambiente frío y lejos de los abrazos del “último adiós”.

En el cementerio, tal como se realizan los sepelios, las imágenes reflejan a vecinos angustiados, sin poder ver al cajón y despidiendo al vehículo desde la calle. Muchos asocian al virus con la soledad y esta circunstancia final es un reflejo de ello.

Para García Cuerva, son situaciones que se dan en “penosas circunstancias” y que sólo hacen más dramático el sepelio, cuando no tienen ninguna fundamentación científica ni apoyo en la legislación vigente”, aseguró el obispo en el escrito.

 

El intendente mantuvo una reunión con el obispo y referentes de los pastores del barrio San Benito para avanzar en el tema.

En la convocatoria, el obispo solicitó poder aplicar el cambio del protocolo que ya está aprobado en varias provincias.

La “flexibilización” de los sepelios se aprobará en la jornada y, según indicó el jefe comunal, comenzaría a aplicarse a más tardar mañana martes.

En paralelo, Grasso adelantó que se abrirá la capilla que, hasta este fin de semana y durante la pandemia, permaneció cerrada al público.

 

Comienza a funcionar la capilla, pero con restricciones y medidas sanitarias

Acorde a lo que supo La Opinión Austral, funcionará con los debidos protocolos sanitarios que estipulan el distanciamiento social y una determinada cantidad de personas, teniendo en cuenta que, tal como aseguró el intendente, en el dolor de las despedidas se suelen quebrantar las medidas de prevención.

 

El pedido y la reforma

Con fecha 17 de octubre, el obispo firmó la misiva dirigida a las autoridades en la que describió las situaciones que se dan, que acompañó con información sobre la legislación vigente.

García Cuerva inicia el texto señalando la intención de transmitir “la inquietud de la comunidad católica y de muchos vecinos de la ciudad en general, que sufren con profundo dolor el momento de la despedida de un ser querido fallecido en el cementerio municipal”.

En este sentido, tomó como ejemplo la disposición de las empresas funerarias, que no permiten siquiera la apertura de las puertas de las ambulancias que trasladan al cajón para hacer una oración.

García Cuerva recordó que el Equipo Argentino de Antropología Forense en la Guía Operativa de gestión de cadáveres relacionados a COVID-19 dice que “el cuerpo que está en una bolsa porta cadáver, íntegra y dentro de un ataúd, no representa riesgo de contagio o propagación”.

 

El cuerpo en la bolsa porta cadáver, dentro del ataúd, no representa en sí un riesgo de contagio

En otro tramo, y para finalizar, García Cuerva se refirió al ingreso de la ambulancia con personas fallecidas por coronavirus, observando que este se realiza por otra puerta del cementerio, “cuando especialmente se pide en la legislación vigente que no se dé ningún tipo de acto discriminatorio en el momento de la inhumación”.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias