"VUELA ALTO"

Despidieron los restos de Esteban Mancilla, histórico canillita de La Opinión Austral

El querido y carismático conductor de radio falleció este sábado, tras varios días de internación por padecer de un tumor en su estómago. Su hermana, Ruth, fue quien dio a conocer la noticia: "Vuela alto, hermano". Sus restos fueron despedidos este domingo, en el cementerio de Río Gallegos.

Por La Opinión Austral


El querido conductor de Río Gallegos y canillita del diario La Opinión Austral, Esteban Mancilla, murió este sábado en la tarde.

La noticia había sido confirmada por su hermana, Ruth, quien lo despidió en las redes sociales al escribir: "Vuela alto, hermano".

Familiares y amigos despidieron a Esteban en las instalaciones de la Cochería del Sur. Luego se trasladaron al cementerio local donde darán sepultura a los restos del carismático conductor de radio.

El locutor de FM Fantástico estaba muy delicado luego de que le descubrieran que tenía un tumor en el estómago. En la tarde del jueves, la comunidad de Río Gallegos se había alarmado al ver que en su cuenta de Facebook habían publicado que el reconocido locutor había fallecido.

El posteo había colectado decenas de mensajes de pésame, hasta que su hermana Ruth salió rápidamente a aclarar que su hermano en realidad seguía con vida. A raíz de esto comenzaron las dudas sobre qué había pasado en la red social.

En este sentido, la mujer confió a La Opinión Austral que el posteo fue publicado por el mismo Esteban, tal vez para llevarse consigo los mensajes de cariño de cientos de personas que lo conocieron a lo largo de su vida. Para entonces, Esteban atravesaba horas críticas.

Tiempo atrás, en su cuenta de Facebook publicó: “Hoy me hicieron los estudios y me descubrieron un tumor en mi estómago. No sé si me operan o me hacen tratamiento, ahora estoy en mi casa acostado y en reposo y además estoy muerto y recansado”.

Hubo varias idas y vueltas en torno a su estado, ya que también se dijo que había presentado una leve mejoría, a partir de una foto publicada en redes en la que se lo vio de pie y abrazado a su padre, aunque mucho más flaco de lo habitual.

Además, en otra publicación, Mancilla comunicaba que se había logrado levantar de la cama tras más de tres meses postrado, y agradeció a su familia por acompañarlo y cuidarlo.

En base a estas publicaciones llovieron los mensajes de aliento y apoyo al locutor para que continúe recuperándose.

Vale recordar que el conductor riogalleguense estuvo internado en octubre de 2020 luego de haberse contagiado de COVID-19. Entonces, el excanillita de La Opinión Austral, donde lo recuerdan con cariño, había pedido a sus seguidores que rezaran por él y por todos los pacientes internados con coronavirus.

Luego de una complicación, el conductor fue internado en el nosocomio, tras la confirmación del diagnóstico. “Chicos, oren, estoy remal en el hospital. Y por el resto de los pacientes”, pidió.

 Esteban tenía 43 años y siempre fue ejemplo de superación
Esteban tenía 43 años y siempre fue ejemplo de superación

Su paso por La Opinión Austral

Esteban fue durante más de 10 años canillita de La Opinión Austral. Se lo recuerda fundamentalmente por esa forma de ser tan peculiar que tenía a la hora de encarar el día y de vender los diarios caminando la calle con lluvia, nieve, viento o escarcha.

Algunas de sus compañeras de tantos años de trabajo, coincidieron en que fue uno de los mejores en cuanto a la venta de ejemplares, superado por el histórico Juan Nancuante y venía “palo y palo” con el querido Arturo (“Maseta”, como todos lo conocen).

Tenía un gancho especial con la gente, eso se notaba. Se hizo valer en la calle. Cuando recorría el centro, se metía en los bancos, en varias instituciones, y en particular en el tradicional supermercado, donde siempre alguien le compraba un ejemplar. Tenía su cartera de clientes también, por supuesto.

Siendo presidente, Néstor Kirchner se topó un buen día con Esteban en la calle. Se los fotografió juntos de hecho, y en esa oportunidad le confió el deseo de conocer la Bombonera, como buen hincha de Boca que era. Sueño que se hizo realidad precisamente a partir de la gestión de Kirchner.

Poco después, ingresó al Ministerio de Desarrollo Social, y allí es que empieza una nueva etapa en su vida. Seguramente llegó lo mejor para él y su familia.

Pese a las adversidades que tuvo que atravesar, por los condicionamientos físicos que acarreaba, trabajó sin descanso para llevar el pan a su casa. Fue ejemplo de superación. Inteligente, supo llegar donde pocos imaginaban. Tenía 43 años, y este sábado su corazón no resistió más, dejando un enorme vacío y tristeza en sus hermanos, padres y allegados

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias