MOVILIZACIÓN EN EL CENTRO

"Prohibido rendirse": siete familias de menores víctimas de abuso marcharon pidiendo justicia

En Río Gallegos, madres, padres y amigos de víctimas de abuso se movilizaron por las principales calles céntricas. Fueron a los Juzgados y pidieron que las causas avancen. También protestaron afuera del Tribunal Superior de Justicia, que sigue prolongando la Feria Extraordinaria.

Por La Opinión Austral


Río Gallegos ha tenido en las últimas semanas innumerables denuncias de acoso y abuso sexual en las cuales las víctimas -en la mayoría de los casos- resultan ser menores de edad.

La comunidad de la capital santacruceña entra en conmoción cada vez que sale a la luz un nuevo caso de estos y, en ese marco, siete familias se organizaron para realizar una marcha en el centro de la ciudad para pedir justicia.

La convocatoria fue abierta y participaron decenas de vecinos y vecinas, que se congregaron en la intersección de la avenida San Martín y Pte. Néstor Kirchner, para luego movilizarse a los Juzgados que instruyen las causas.

 

 'Justicia', el reclamo unificado de varias familias en pleno centro. (FOTO: JOSÉ SILVA/ LA OPINIÓN AUSTRAL)
'Justicia', el reclamo unificado de varias familias en pleno centro. (FOTO: JOSÉ SILVA/ LA OPINIÓN AUSTRAL)

En el inicio de la manifestación, pararon frente al Tribunal Superior de Justicia -y cortaron el tránsito vehicular durante varios minutos-, desde donde continúan prolongando la Feria Extraordinaria en virtud del brote de coronavirus, decisión que, obviamente, retrasa el avance de todas las denuncias judiciales que no sean “graves”, como por ejemplo hurtos (delitos menores), no asílos abusos sexuales con agravantes, que deberían abordarse como siempre y, aún así, varias personas protestaron por no tener respuestas.

La última resolución del Tribunal Superior de Justicia, es que extendió la vigencia de la feria hasta el 11 de octubre.

La primera

“Esta va a ser la primera de muchas marchas hasta que los abusadores estén detenidos”, advirtieron las mujeres que encabezaron la jornada bajo la consigna “Prohibido rendirse”.

La madre que inició la convocatoria fue Vanina, quien denunció al abuelo de su hija como autor de reiterados abusos. Al reclamo se sumaron Roxana y Carolina, las mamás de las menores de 9 y 11 años presuntamente violadas por el exedil Emilio Maldonado a quien, luego de marchas y manifestaciones, la Justicia puso tras las rejas.

Hay casos de muchos años parados. De hasta seis...”, lamentó la mujer al dialogar con el móvil de LU12 AM680.

“Por ahora somos siete familias, pero estamos comunicándonos con otras mamás para que se unan, la idea es mostrar todas las causas que no avanzan”, revelaron sus compañeras.

“No sé qué más necesita la jueza Rosana Suárez. Tiene la cámara Gesell, el denunciado se ha presentado y se ha negado a declarar, a los exámenes psicológicos”, contó Vanina, al señalar que “el viernes le llegó a los abogados un mail desde el Juzgado, que el 20 de octubre es la citación para la indagatoria del denunciado”.

 

 Vanina, en su diálogo con el móvil de LU12. (FOTO: JOSÉ SILVA / LA OPINIÓN AUSTRAL)
Vanina, en su diálogo con el móvil de LU12. (FOTO: JOSÉ SILVA / LA OPINIÓN AUSTRAL)

“El caso nuestro es agravado por el vínculo familiar que tienen. No sé qué está esperando, debería estar detenido, por lo menos hasta el juicio”, apuntó.

Luego, Samantha también habló con el móvil radial. Ella es la madre que denunció a Walter Cáceres, el sargento de policía separado de la fuerza por acosar a su hija por Facebook, es decir, grooming.

“Si conseguí que lo cesanteen, podemos conseguir más cosas”, aseguró, y dijo: “Parece que la única manera que los Juzgados activen es haciendo estas manifestaciones pacíficas. Pasan los años y nuestros hijos siguen sufriendo”.

“No vamos a parar hasta que les den la importancia que realmente merecen estas causas”, aseveró para concluir

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias