PIDIERON QUE NO SE MINIMICE LA PROBLEMÁTICA

Familias realizaron abrazo simbólico contra el bullying a la Escuela N° 39

“Están preocupados por el bullying y el maltrato de los profesores hacia los chicos”, señaló María, impulsora de la acción que se realizó en la Escuela Primaria N° 39, a La Opinión Austral.

Por La Opinión Austral


Una docena de madres y padres participó este jueves de un abrazo simbólico  contra el bullying que se realizó a la Escuela Primaria N° 39 de Río Gallegos.

La acción fue promovida por María, madre de una niña de ocho años que la semana pasada llegó a su casa con un dibujo amenazante en el dorso de una hoja de clases. “Te voy a matar”, decía uno de los personajes del dibujo, mientras que el otro respondía “Ok”.

Como consecuencia, María retiró a su hija de la escuela y realizó las denuncias en la Secretaría de Niñez de la Municipalidad y en la comisaría.

Las familias están preocupadas por el maltrato de los docentes a los alumnos

Compartir

Sobre quienes participaron en la convocatoria, comentó a La Opinión Austral: “Algunos papás son del mismo curso, de otros grados, también hay del turno mañana preocupados por el bullying y el maltrato de los profesores hacia los chicos, no viene de ahora y son varios los que se están quejando”.

Sobre su hija, dio a conocer que “volvió ayer. Vino el defensor de Menores a acompañarla. Está actuando Niñez de la Municipalidad y estamos viendo cómo va el proceso”.

Además, adelantó que “mientras siga el bullying, acciones como el abrazo simbólico se van a seguir haciendo”.

Entre las mamás presentes se encontraba Paola, quien señaló que “ya tuve esa experiencia y por eso vine a apoyarla”.

Compartir

“Uno no sabe cómo actuar cuando ves que tu hijo sufre”.

PAOLA, MADRE DE ALUMNA

“Sufrí un caso hace cuatro años atrás en la misma escuela. Teníamos una vida normal y un día veo a mi hija llorando, una nena bastante ejemplar en las materias y en su comportamiento, me pareció extraño y me senté a hablar con ella. Me comentó que estaba sufriendo bullying. Vine a hablar a la escuela, donde dijeron que iban a ocuparse del tema, dejé pasar un tiempo prudencial y seguía pasando lo mismo”, relató.

Compartió además que “uno no sabe cómo actuar cuando ves que tu hijo sufre y ese sufrimiento sigue. Cuesta mucho y duele mucho porque uno no puede venir a la escuela por su hijo y defenderlo”.

Paola decidió cambiar a su hija de colegio. “Fue lamentable porque estaba en 7mo y podía haber tenido su fiesta de egreso con sus compañeritos, pero ese entorno no era bueno”.

Posteriormente, la niña realizótratamiento psicológico durante dos años.

No me arrepiento de haberla cambiado de escuela, no encontré otra solución, pero en la escuela ella encontró un grupo de amigos y la conocí feliz”.

Cerrando, aseveró que “muchos niños sufren de bullying, se tiene que hacer algo, ya no se tiene que minimizar. El Consejo (de Educación) se tiene que poner la camiseta y hacer algo. No es la única escuela en la que se sufre esto, hoy es la 39, la semana que viene es otra”.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias