VIOLENCIA DE GÉNERO

Golpeó a su pareja, terminó con un pie cortado y le encontraron plantines de marihuana

Por el caso, un hombre de 47 años quedó detenido en la Comisaría Segunda de Río Gallegos. La hija de ambos quedó a resguardo de un familiar. La sobreviviente alcanzó a defenderse y decidió radicar la denuncia correspondiente y pidió medidas de restricción de acercamiento.

Por La Opinión Austral


Un hecho de violencia machista se registró en las últimas horas en Río Gallegos y dejó tras las rejas a un hombre por esa causa y por la tenencia de unos plantines de marihuana.

 

El caso en cuestión tiene como protagonistas a una pareja, un hombre de 47 años y quien ahora es su expareja de 29. Ambos tienen una hija en común que es menor de edad, según pudo establecer La Opinión Austral, a través de fuentes policiales consultadas.

 

Todo comenzó hace unos días cuando un hombre se encontraba “en estado de alteración debido al consumo de drogas”, según expuso la sobreviviente luego en sede policial.

 

El caso tuvo su punto cúlmine en la noche del jueves, cerca de las 23 horas, en el interior del departamento en el que vivía la pareja junto a la nena, en la calle Lavalle al 50, apenas a metros de la Oficina de Violencia Doméstica.

 

En un momento determinado, la mujer le reprochó al hombre su conducta por el consumo de estupefacientes y ésta habría sido la chispa para que se desate el descontrol dentro de la vivienda.

 

Primero comenzó con una discusión que luego se tornó en un hecho de violencia física, cuando el agresor comenzó a golpear a la sobreviviente.

 

Durante el ataque, la mujer se pudo defender. Tomó un vaso de vidrio que dio contra la humanidad del agresor. Él pisó los cristales, situación que hizo que termine sangrándole un pie y manchando gran parte del piso del lugar.

 

Aunque se desconoce quién llamó a la Policía, si la víctima, la hija o alguno de los vecinos. Se supo que minutos después apareció en el lugar el personal de la Comisaría Segunda, de manera preventiva, solicitando una ambulancia para la atención del agresor, quien lo trasladó.

 

En el caso intervino el personal de la Comisaría de la Mujer, del Hospital, de Criminalística, del área operativa antes mencionada y del Juzgado de Instrucción Nº 3, a cargo de Rosana Suárez.

 

Cuando la sobreviviente dio su versión de los hechos, adujo que dentro de la vivienda había cinco plantines de marihuana, por lo que se dio intervención al área de Narcocriminalidad de la Policía.

 

Respecto del agresor, se supo que fue atendido en el centro asistencial y, tras recibir el alta médica, fue trasladado a la Seccional Segunda. El magistrado interviniente dispuso que, cumplidos los plazos legales, continúe tras las rejas.

 

Por otro lado, la sobreviviente instó a la acción penal por las lesiones recibidas por parte de ahora su expareja y solicitó medidas cautelares de restricción de acercamiento, en caso de que el acusado recupere la libertad tras la indagatoria, que se haría en las próximas horas.

 

Las plantas de marihuana fueron secuestradas por orden de la jueza Suárez y se espera que, tras la instrucción de la causa de violencia de género, se desglose la misma y una parte sea remitida al Juzgado Federal de Río Gallegos

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias