EL GESTO SOLIDARIO QUE CAMBIÓ UNA VIDA

"Gracias a Braian, nosotros también somos felices"

Gracias a la campaña iniciada con Ness y Yami, más cientos de donaciones, Braian Villarreal tendrá una silla motorizada que le dará más independencia. Desde Brasil, la pareja solidaria contó a LU12 cómo vivió este logro.

Por La Opinión Austral


Lo que parecía imposible, sucedió. El pasado 20 de agosto, Yami y Ness iniciaron una campaña para reunir 600 mil pesos para comprar una silla motorizada para Braian Villarreal y el domingo pasado, finalmente, lo lograron.

</p>

Tiempo atrás, la joven pareja de Río Gallegos, que actualmente vive en PipaBrasil, había colaborado con una madre de tres a la que le habían cortado el gas y le habían quitado el medidor y el regulador: se necesitaban 45 mil pesos para pagar la deuda. "Empezamos una colecta y al otro día ya tenía gas", recordó Yami en diálogo con LU12 AM680.

Ness y Yami son emprendedores y entre sus cuentas de Instagram reúnen cerca de 16 mil seguidores. Cuando hace un par de meses decidieron emigrar, compartieron su travesía por la red social. "Eso llevó a que nos siguiera gente y, de alguna manera, estamos siendo influencers", señaló.

"Lo que mostramos en nuestras redes lo aplicamos en nuestras vidas: creer que todo es posible, que uno puede lograr lo que quiere. Como mostramos eso en las redes, una persona nos escribió y decidimos ayudarla", explicó Ness.

Fue así que, por medio de un amigo de la familia Villarreal, supieron que los padres del joven de 18 años con parálisis cerebral querían comprarle una silla motorizada para que él tuviera mayor autonomía.

Alentando constantemente por las redes sociales y sumándose la cobertura que brindaron La Opinión Austral y LU12 AM680, este domingo las donaciones llegaron a los 591 mil pesos, que, con el congelamiento del precio de la silla, permitió hacer la compra.

"Nosotros no hicimos nada, hablamos por un teléfono y las personas de Río Gallegos fueron las que ayudaron, todos juntos logramos que se haya hecho posible este sueño de Braian. Gracias a ustedes también que nos dieron el empujón para conseguir lo que faltaba", expresó humildemente Ness.

"Más allá del dinero, es la satisfacción de la otra persona, su felicidad. Tal vez Braian lo veía como un sueño, la realidad es que no estaba al alcance de sus papás poder comprarla y la obra social no lo consideraba necesario porque dicen que no hay ningún chico con parálisis cerebral que maneje una silla motorizada. Nosotros nos preguntamos: '¿Por qué no puede ser el primero?, ¿por qué no le dan la oportunidad?'", dijo Yami.

"Gracias a Braian, nosotros también somos felices", aseguró Ness y continuó diciendo que "es una lección de vida. Él es el claro ejemplo de que todo se puede, cuando hay amor, buena energía y uno confía en uno mismo, hay que tener 48 cirugías, hay que estar en esa situación".

"Esto nos motiva muchísimo para poder ayudar a otra persona. A partir de este momento, esto es un hábito. Si hay alguna persona que realmente necesite ayuda, que no tenga vergüenza y nos escriba por privado. Lo vamos a difundir y la gente nos va a ayudar, dar un poquito de amor no cuesta nada y es un montón para la otra persona", cerró Ness.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias