VUELTA AL RUEDO

Kayak: “I Yenu Jono” espera la habilitación de Prefectura

Si bien llegó la autorización por parte del Estado, falta el visto bueno de la fuerza de seguridad. José Jaramillo, presidente de la asociación, habló con La Opinión Austral acerca de la situación.

Por La Opinión Austral


Los últimos días en Río Gallegos han sido realmente calurosos. El radiante sol ha bañado la ciudad de punta a punta.

 

Las personas aprovecharon para realizar deporte al aire libre. Con la habilitación para las actividades deportivas en los clubes y gimnasios, los y las deportistas practican en espacios exteriores.

 

Mientras tanto, con un clima ideal para navegar, la escuela de kayak de la Asociación “I Yenu Jono” espera atentamente la habilitación de Prefectura Naval.

 

El verano de 2020 había sido muy importante para los chicos y las chicas que forman parte. Con diversas actividades, la escuela funcionaba todo el día.

 

 José Jaramillo, presidente de la Asociación “I Yenu Jono”.
José Jaramillo, presidente de la Asociación “I Yenu Jono”.

 

Luego llegó la pandemia. En junio habían sido habilitados para regresar con mayores de 18 años. Pero decidieron que si no podían navegar todos y todas, no lo iban a hacer.

 

El 16 de noviembre, el kayak y el remo fueron habilitados por el Gobierno Provincial y la Municipalidad de Río Gallegos. Sin embargo, Prefectura todavía no notificó la autorización y es el ente que debe garantizar la seguridad en el agua para la actividad.

 

“Hay una habilitación por parte del Estado, pero de todos modos nos comunicamos con el personal de Prefectura. Nosotros tenemos registro como club náutico.

 

Nos parece apropiado que también la fuerza de seguridad dé el visto bueno para comenzar. Los días están ideales y los niños y las niñas quieren empezar con la actividad”, dijo José Jaramillo, presidente de la Asociación “I Yenu Jono”, a La Opinión Austral.

 

Jaramillo expresó: “Queremos hacer las cosas bien, no a la ligera. Tenemos que ver qué nos pide Prefectura para poder cumplirlo. Si hay alguna reglamentación, tiene que ser formalmente notificada. Queremos que haya una reunión formal para poder dialogar. Sólo habilitaremos la disciplina si ellos nos autorizan”.

 

“Los más chiquitos están hace mucho tiempo en sus casas. En sus barrios. Buscamos que todos y todas puedan asistir. No nos gusta decirle que no a alguien”, explicó.

 

Además, el presidente detalló los puntos para comenzar con la escuelita.

 

“El sector para navegar sería la costanera, donde está ubicada nuestra sede. También en la Laguna Arco Iris. Nosotros cuidamos mucho a los que asisten a la escuela. Y con la situación sanitaria, tenemos que redoblar estos cuidados. Mucha gente la pasa y la pasó mal con el Covid-19 y debemos garantizar seguridad”, aseguró.

Los días están ideales y los niños y las niñas quieren empezar con la actividad

Compartir

Por último, Jaramillo dijo que “tratan de llegar a más niños y niñas. Pronto vamos a tener la escuelita activada. Si no es la ría, volveremos a la laguna con mucha felicidad para seguir enseñando y conteniendo a los jóvenes”.

 

De este modo, la escuela de kayak necesita volver a navegar. El verano llegó con anticipación, luego de un duro invierno, y los integrantes están ansiosos por retornar al agua luego de un parate que pareció interminable.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias