SIGUE LA INVESTIGACIÓN

Policía acusado de grooming: los elementos electrónicos "estaban reseteados"

Se supo que el teléfono y la computadora secuestrados al sargento Walter Gabriel Cáceres no arrojaron evidencia alguna tras ser peritados. ¿Qué pasó? Todo estaba “reseteado de fábrica”, se apuntó.

Por La Opinión Austral


Luego de que La Opinión Austral develara los chats que tuvo un policía de Santa Cruz con una menor de edad, en los que fue una clara incurrencia en el delito de grooming, este jueves trascendió de manera extraoficial que las pericias realizadas a los elementos electrónicos que le secuestraron en su casa habrían dado resultados negativos.

Según información a la que pudo acceder este diario, tanto el teléfono celular como la computadora que le incautaron al efectivo policial fueron bien secuestrados, pero “al periciarlos, estaban restaurados”. Es decir, no había absolutamente nada que pudiera incriminar al sospechoso.

Esto lo planteó también la madre de la pequeña que fue acosada por Facebook por el sargento de Policía Walter Gabriel Cáceres. En su entrevista con La Opinión Austral, dijo que todo lo que le secuestraron “estaba reseteado de fábrica”.

¿Qué sucedió con sus aparatos? ¿Alguien borró todo luego de que la Policía los secuestrara? ¿O fue él mismo, a sabiendas de que lo iban a allanar?

Altas fuentes policiales aseveraron a este diario, cuando se inició la investigación, que el hecho denunciado se mantuvo en total reserva para no alertar a “amigos” o compañeros del acusado que pudieran ponerlo sobre aviso. El procedimiento fue ejecutado por la División de Investigaciones (DDI) de manera exitosa, pero algo habría sucedido después con el teléfono y la computadora.

Luego de que lo detuvieran, Cáceres estuvo seis horas alojado en una comisaría y la Justicia lo liberó, pero se continuó investigándolo. Paralelamente, la Dirección de Asuntos Internos de la Policía inició un sumario y lo suspendió por 30 días, mientras la jueza Marcela Quintana resolvía.

Hoy él continua trabajando en la Dirección Regional Zona Sur. Es licenciado en Seguridad. Hace unos años se lo envió a Buenos Aires a capacitarse.

“Debe saber mi dirección porque es policía. Está armado. Sé que no va a ir preso, porque si no te matan, no vas a la cárcel. Por lo menos que lo echen de la fuerza. Asuntos Internos dictaminó, ¿por qué no? El jefe elevó un informe pidiendo su desafectación de la fuerza, me dijo”, dijo Samantha, la madre de la preadolescente que fue acosada por el efectivo policial.

No se habrían encontrado pruebas contundentes para mantener la acusación hacia Cáceres. “No sé qué conexiones tiene”, dijo Samantha, preocupada porque su hija -que está a punto de cumplir 15 años- tiene miedo de salir sola a la calle.

El caso generó conmoción y bronca en la comunidad riogalleguense y en toda Santa Cruz, luego de que LOA diera a conocer el modus operandi de este policía. Los chats que posee la Justicia son más que claros, pero, sin las pericias a los aparatos que corroboren firmemente que fue él quien acosó a la menor de edad, no sirven de nada.

Ley de Grooming

En Argentina el grooming es un delito penal, descripto en la Ley N° 26.904 sancionada el 13 de noviembre de 2013. Es también conocido como ciberacoso a menores de edad, a través de cualquier plataforma de Internet.

Esta ley prevé penas que van de los seis (6) meses a cuatro (4) años al que, “por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma”, consta en el Código Penal de Argentina

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias