QUEDÓ DETENIDO

Insólito: con el código QR estafó a locales comerciales de El Calafate

La Policía de Santa Cruz se encuentra investigando el modus operandi que utilizaba el timador. Aseguraba pagar las compras, pero en la cuenta no aparecía el dinero. Fue atrapado gracias a las cámaras de seguridad.

Por La Opinión Austral


Un hombre de la ciudad de El Calafate quedó tras las rejas, acusado de haber estafado a locales comerciales por altas sumas de dinero.

El hecho tiene como imputado a un hombre mayor de edad que, según las investigaciones que lleva adelante la Policía de Santa Cruz, durante el mes de noviembre se hizo de perfumes, prendas de vestir y otros elementos de valor a raíz de haber estafado locales comerciales de la ciudad de los hielos eternos.

De acuerdo a la información a la que tuvo acceso La Opinión Austral, fue en los primeros días del mes pasado cuando los encargados de una sucursal de una conocida cadena de farmacias decidió radicar la denuncia en la Comisaría Primera, tras percatarse de la falta de dinero en la cuenta de un local.

Según pudo establecerse, los empleados dieron cuenta de un hombre que compraba elementos de perfumería e higiene por altos montos de dinero y pagaba con el código QR de Mercado Pago. El hombre mostraba su celular y el mismo reflejaba que la transacción se había realizado con éxito y se retiraba del lugar.

El problema es que cuando los trabajadores revisaban la cuenta, sólo les habían acreditado una suma irrisoria: desde un peso hasta cinco, indicaron fuentes consultadas por este diario.

Esto lo realizó el hombre en al menos tres oportunidades. En las cámaras de seguridad de la farmacia se veía al hombre que, tras realizar la transacción, se retiraba del lugar impunemente. Incluso un registro fílmico lo muestra subiéndose a un Chevrolet Corsa gris del cual no se podía ver la patente.

Entre las cosas que el hombre se había llevado había desde remedios hasta pañales.

El caso podría haber quedado impune, pero en esta semana el hombre volvió a cometer otra estafa en un local que vende prendas de vestir. Según pudo saber este diario, el timador compró camisas, pantalones y otros objetos de valor por un total de 44 mil pesos. A la hora de pagar, nuevamente lo hizo con el código QR de la aplicación de la billetera virtual.

Afortunadamente, el caso fue denunciado nuevamente en la Comisaría Primera y el estafador quedó grabado en las cámaras de seguridad.

Luego de tareas investigativas llevadas adelante por la Policía, el hombre fue demorado y puesto a disposición de la Justicia, tras un allanamiento que se hizo en su casa.

En un allanamiento en su vivienda encontraron gran parte de lo sustraído en los locales.

En horas del jueves, los agentes irrumpieron en una morada ubicada en la calle República de Bolivia al 400, en la periferia de la ciudad turística, y además de atrapar al acusado de las estafas, encontraron gran parte de lo “comprado”.

El hombre fue trasladado a las instalaciones del Juzgado de Instrucción, a cargo de Carlos Narvarte, para ser indagado. Aunque se desconoce si reconoció o no el delito, el magistrado dispuso que continuara tras las rejas.

Por otro lado, se busca establecer si más locales resultaron damnificados a raíz de las estafas perpetradas por el hombre.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias