EN RÍO GALLEGOS

“Señor, nos va a tener que acompañar”: la Policía Federal lo buscaba hace tiempo y lo atrapó después de votar

Se trata de un vecino de nuestra ciudad capital, de 29 años, que fue demorado por el personal de la Policía Federal. La Justicia resolvió que solamente fije domicilio y recuperó su libertad.

Por La Opinión Zona Norte


El caso de un hombre que fue demorado por la Policía, en Buenos Aires, cuando llegó a una escuela para ser presidente de mesa, fue una de las noticias más leídas en el marco de las elecciones PASO de este domingo debido a lo insólito de la misma.

Se trata de una noticia casi absurda pero que se repite en casi todas las elecciones. En esa ciudad de Buenos Aires, quien iba a oficiar de presidente en la mesa era un hombre de 37 años sobre quien pesaba una orden de captura nacional desde agosto del año pasado, por un delito contra la integridad sexual que presuntamente habría cometido en la provincia de Salta.

Algo parecido sucedió en Río Gallegos y tomó estado público en las últimas horas, una vez que la Justicia Federal dispuso que se sepa. Se trata de un hombre que fue demorado por las fuerzas de seguridad luego que éste se acercara a un establecimiento educativo para emitir su voto.

De acuerdo a la información a la que tuvo acceso La Opinión Austral, a través de fuentes policiales consultadas, todo tuvo lugar en las inmediaciones de la escuela Guatemala, emplazada a unos pocos metros del estuario de la localidad capital.

Allí, en horas de la tarde del domingo, luego de tareas investigativas llevadas adelante por el personal de División Operativa de la Delegación local de la Policía Federal Argentina (PFA), se logró la detención de un hombre mayor de edad, ante la mirada atónita de los vecinos que habían llegado a cumplir con su deber cívico.

Señor, nos va a tener que acompañar”, le dijo un efectivo policial al hombre que era buscado afuera de la escuela.

Según pudo saber este diario, el prófugo de quien se desconoce la identidad pero que es oriundo de Río Gallegos, no opuso resistencia al arresto. Fue esposado y escoltado a un patrullero de la fuerza de seguridad federal.

De acuerdo a la información emitida desde la delegación de la PFA, sobre el hombre pesaba una causa de rebeldía y pedido de captura ordenada desde el Juzgado Correccional de Río Gallegos.

¿Qué es la rebeldía?

En este punto cabe aclarar que la “rebeldía procesal” se entiende como la situación que se genera en un proceso penal cuando el demandado no comparece ante el juez en la fecha señalada, por lo que se emite la orden de captura en su contra para que, finalmente, se dé con su paradero.

En este caso, no trascendió cual sería la causa madre contra el hombre o sobre el procesamiento que pesaría en su contra. Aunque se supo que era de un caso viejo y, aparentemente, no lo tomó en serio y no se presentó nunca ante el magistrado.

De igual manera, el “rebelde” fue trasladado a la dependencia policial ubicada en la esquina de las calles Fagnano y Pasteur de nuestra ciudad capital.

Demora y liberación

Allí, tomó conocimiento el Juzgado Correccional que dispuso que el hombre sólo sea identificado, que lo notifiquen sobre el porqué de su detención, fije domicilio y que recupere su libertad bajo caución juratoria, indicaron fuentes consultadas.

Ahora, ya sabiendo el domicilio en el que se encuentra el rebelde, se espera que en los próximos días, el Juzgado lo llame a declarar o notificar sobre la continuidad de la causa que pesa en su contra y los pasos a seguir.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias