VAN A FORESTAR EL PREDIO

Intentaron usurparlas dos veces y ahora cercarán el terreno con árboles

La Red de Mujeres que encabeza la referente barrial Graciela Suárez debió comenzar con los trabajos para cerrar el espacio que le cedió IDUV. Fue luego de que intentaran usurpar el lugar dos veces. El paso siguiente es forestar y avanzar en la construcción de la sede.

Por La Opinión Austral


La red que comenzó Graciela Suárez, que ya se expande a prácticamente todos los barrios, comenzó en el San Benito. En ese momento, un propietario les había cedido el lugar para que trabajaran un merendero que luego fue comedor, pero también funcionaba como espacio de talleres y ropero.

Luego de varios años, el dueño les pidió que dejaran el lugar. La salida fue accidentada, después de que un principio de incendio casi toma todo el merendero.

Minutos después llegó el dueño del lugar prestado que tenían en el San Benito: “Nos dijo que le quemamos la casa, que le teníamos que pagar. Nos pidió que saquemos todo, así que las referentes cargaron la ropa y colchones para repartir”, contó Graciela en aquel momento.

Vamos a largar una campaña para juntar materiales y poder empezar a construir

Compartir

A mediados del año pasado, el Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda les cedió un terreno para que pudieran construir la tan esperada sede propia.

Sin embargo, las complicaciones económicas no colaboran con el panorama y la llegada de la pandemia, mucho menos.

Con el correr de los meses, todas las mujeres que componen la Red Solidaria fueron preparando viandas para entregar a las familias más vulnerables de Río Gallegos.

Durante abril y mayo, los números de asistencias iban aumentando y la urgencia por tener la sede, también.

Hace unas semanas, el terreno que les cedió IDUV atravesó dos intentos de tomas que, afortunadamente para las mujeres, no llegaron a buen puerto.

Ahora, con la preocupación puesta en avanzar, comenzaron a cerrar el espacio para poder tener mayor seguridad y, finalmente, comenzar a construir.

Para semejante tarea, colabora una decena de mujeres. A la Red Solidaria le donaron casi mil árboles y plantas frutales.

“Estamos trabajando en el terreno, zanjeando para que circule el agua, la idea es poder cerrar todo el predio para empezar a hacer forestación”, contó Graciela a La Opinión Austral.

Explicó que después comenzarán con los trabajos de carpintería, con los pallets que también donaron. Sin embargo, aún resta cubrir una gran cantidad de insumos.

Graciela explicó que empezaron con trabajos de zanjeo y forestación en el lugar.

 

“Nos siguen faltando materiales, como alambre tejido y palos. Así que vamos a largar una campaña para juntarlos y poder empezar”, señaló Graciela.

“Así sea un ladrillo, media bolsa de cemento, algún hierro que no sirva y que los vecinos tengan, a nosotras nos sirve todo”, afirmó.

Es que, consideró, la necesidad apremia y “ya es tiempo que nos pongamos las pilas y empezar a levantarlo”.

El trabajo en territorio

La red opera en el barrio San Benito de nuestra ciudad y asiste a personas de distintas zonas aledañas.

En promedio, realiza 130 viandas diarias que reparte a familias que se acercan al merendero. Sólo durante marzo y abril llegó a más de 500 familias.

Previo a la pandemia, al merendero asistía un promedio de 200 chicos del barrio, pero también de zonas aledañas.

Hoy colaboran en red y operan en prácticamente toda la periferia, aunque también en barrios alejados como el Madres a la Lucha o el José Font.

Para comunicarse con la Red Solidaria de Mujeres, pueden hacerlo vía Facebook a través de la página “Red Solidaria de Mujeres RG” o vía telefónica con Graciela al (2966) 1551063

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias