EL EQUIPO DE 2016

Jugadores y dirigentes de Hispano recordaron el camino histórico del ascenso

Vía Zoom, aquellos que tuvieron que ver con el ascenso histórico de Hispano Americano a la Liga Nacional recordaron anécdotas, cábalas y jugadas. No faltaron los detalles que recuerdan de esa noche del 8 de junio en el “Tito” Wilson. Mirá el video completo.

Por La Opinión Austral


Ayer, desde las 20:00, integrantes del grupo de personas que hizo posible el ascenso del TNA a la Liga Nacional de Básquet del club Hispano Americano se reunieron vía Zoom para recordar momentos inolvidables. Relajados, entusiasmados y emocionados, cada uno aportó una enriquecedora charla contando no sólo el partido, sino el proceso interno, ese que no se ve y generalmente queda entre ellos.

Javier Barolli hizo de mediador y junto a Leonardo Abraham, fueron abriendo micrófono a los jugadores que en determinados momentos parecían chicos de secundaria rememorando algún viaje exitoso. Uno de los primeros en hablar fue Gastón Gato Morales, que con evidente emoción dijo lo que significó para él esta posibilidad de integrar el grupo que hizo historia.Pablo Fernández recordó cuando terminó el acuerdo con la aerolínea y emprendieron largos viajes en colectivo, los partidos, las derrotas de visitante que parecían un karma que no podían sacarse de encima por más empeño que pusieran.

Carlos Altamirano, uno de los relatores que llegó desde Buenos Aires, dijo que no conocía Río Gallegos, habló de la preocupación que tuvo al tener que trabajar casi junto a la línea con un calefactor en la espalda, que guarda los mejores recuerdos de ese viaje por el afecto que recibió en todo momento, a punto tal que a él mismo lo conmovió el resultado: “Fue un partidazo”.

Por su parte, Bernardo Murphy recordó que cuando Gastón Morales se lesionó, tuvieron que buscar un reemplazo temporal y llegó Nicolás Kalalo: “¡Era un pibe! ¡Me mandaron un Mini”, dijo que pensó, pero todo quedó develado cuando lo vio jugar: “Se comportaba como un jugador de muchas ligas”.

Por su parte, Kalalo contó que cuando le propusieron integrarse al equipo, averiguó de qué club se trataba, dónde quedaba, todo, y su sorpresa fue no comprender cómo era posible que ese equipo perdiera, por lo bien que jugaba y el grupo humano que conformaba.

Desde lejos

Terry Martin también estuvo atento a la charla y, con sol a pleno sobre su cabeza, destacó la amistad con sus compañeros. Dijo que compartir con ellos fue especial en su carrera deportiva. Que Sebastián y Gonzalo fue con quienes más tiempo compartió y que con ellos iban a comer al lugar que la comisión les avisara. Que de esa historia del ascenso le queda como mejor recuerdo las amistades que hizo.

Mignani recordó que esa mañana del partido se despertó llorando y llamó a Pablo Fernández para decirle: “Hoy ganamos”. Era un presentimiento, un momento especial. Mientras Gonzalo Torres escuchaba y se reía porque le venían a la memoria recuerdos de todo. Cada vez que se acerca el 8 de junio, recuerda todo. Las victorias, las derrotas, el equipo, los amigos.

Andrés Capilla, por su parte, recordó la situación de partido, recién llegado, golpe en la cara, se mareó y se quería ir, pero Bernardo le ordenó que siguiera. Todos a la vez rieron porque recordaron el momento particular, porque después de los puntos de sutura fueron a cenar y se le ocurrió comer ensalada con mucho condimento, y eso sí que dolió.

Cuando llegaron a la etapa de los playoffs, Pablo Fernández les dijo como sentencia: “Ahora empieza lo mejor”. Y así fue. Martín López, en aquel momento integrante de la subcomisión, recordó los problemas con las entradas para la noche: “Se agotaron 3 días antes. Imaginamos que iban a aparecer entradas truchas y nos organizamos para que no ingresara nadie que no correspondiese. La cola daba vuelta hasta la Kirchner”.

Esa noche un colaborador, Jorge San Pedro, sufrió un preinfarto que demandó su traslado al hospital. Luego vino el apagón y la incertidumbre. Fue sólo un momento. “Los protagonistas siempre fueron los jugadores, hicimos de todo, mangueamos a todo el mundo para que a ellos no les faltara nada, para que sólo se preocuparan de jugar”. También hubo un momento para recordar a Luis Mendoza, un colaborador del equipo.

La planta

El grupo en pleno decidió contar con una planta de ruda para que los acompañara. Una de las tantas cábalas. Para los viajes en colectivo no surgieron problemas, pero en avión la cosa se dificultaba un poco. Cuando le preguntaron a José Luis, este sólo se limitó a mostrar el macetero vacío, lo que provocó la risa de todos.

La promesa

Para cerrar, Murphy comentó que se encuentra haciendo gestiones para que el equipo campeón reciba la medalla que nunca le dieron a causa de una huelga de jugadores. Castro, Murphy, Kalalo, Torres, Martin, García, Oprandi, Fernández y Mignani.

 

 

 

 


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias