Escándalo en Perito Moreno

La policía golpeada tiene su audición comprometida

Se trata de Mónica Bautista, la cabo de la Policía que padeció un golpe durante el operativo en una chacra. Imputado en el hecho, Harold Casarini, continúa detenido. Se esperan definiciones sobre el futuro político de la concejal Valeria Casarini.

Por La Opinión Zona Norte


Mónica Bautista, la mujer policía que recibió un golpe en la cabeza el domingo por la tarde, se está recuperando físicamente, pero trascendió que el martes tuvo que ser trasladada al Hospital de Perito Moreno por una situación de estrés psicológico.

Ella fue la más afectada por los hechos ocurridos en aquella chacra del Club Hípico, durante el operativo en el que quedaron involucrados Harold Casarini, su mujer Ruth Aquino, y su hermana, la concejal Valeria Casarini.

El escándalo que repercutió en medios nacionales está lejos de resolverse.

Harold Casarini continuaba detenido en la comisaría peritense, por disposición del juez de Instrucción de Las Heras, Eduardo Quelín. Según comentó Juan Pablo Ulloa, del portal “Informados y Comprometidos”, a La Opinión Zona Norte, el magistrado denegó el pedido de excarcelación presentado por los abogados Carlos Muriete y Enzo Vallejos.

 

"Se está recuperando"

A su vez, La Opinión Zona Norte se comunicó con el hermano de Mónica Bautista, Alberto, para conocer la situación de salud. “Ella está bien. Se está recuperando”, comentó.

La joven cabo de la policía provincial es oriunda de Jujuy, y había ingresado a la Fuerza hace pocos meses.

Se confirmó que el golpe que recibió fue en el parietal derecho, lo que le provocó la pérdida de conocimiento durante una hora. Posteriormente fue atendida en el Hospital Zonal de Caleta Olivia, y quedó con secuelas, pérdida de la audición en el oído izquierdo, además está recibiendo tratamiento psicológico.

 

 

Valeria Casarini: "Voy a decir nuestra verdad"

A su vez, la producción de LU12 intentó comunicarse con la concejal Casarini para que cuente su versión de los hechos. “Quiero esperar hablar en los medios. Cuando salga mi hermano voy a decir nuestra verdad; porque ahora sólo se escucha una sola voz y es la de la policía”, advirtió la edil fuera de micrófono. Su hermano, Harold, está imputado en una causa cuya carátula es “atentado a la autoridad”.

También hubo una seguidilla de especulaciones en las últimas horas sobre el futuro político de la concejal. De hecho, la diputada provincial Nadia Ricci, que es de esa localidad, dijo que “mínimamente debería renunciar”, y que en ese sentido también se había expresado el concejal Néstor Fernández, del Frente de Todos, y el edil radical Matías Treppo.

Asimismo, se publicaron repudios generales de la clase política santacruceña sobre lo ocurrido con el ataque a los uniformados, y haciendo notar que fue, también, un hecho de “violencia de género”, porque las víctimas de los golpes fueron dos mujeres policías, además de un uniformado varón. Es de esperar que en la sesión ordinaria de este jueves, algunos diputados se expresen abiertamente sobre todo esto.

De todas maneras, desde el entorno de la edil aseguran que los policías no dicen toda la verdad, y alegan que ni ella, ni Harold, tienen antecedentes de violencia y que trabajan a la par en una distribuidora alimenticia local. Es por eso que aguardarán que se expidan públicamente los hermanos Casarini.

Asimismo, el intendente Mauro Casarini, en declaraciones a LU12 también se desligó de las acciones de sus primos, y se evidenció que hasta hay una distancia política entre él y Valeria, quien fue electa por el partido petrolero SER, que es un sector diferente al oficialismo peritense

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias