NO ENTREGA LAS LLAVES Y RECUSÓ AL JUEZ

La ciudad sin transporte público mientras Maxia sigue en el “limbo”

La Municipalidad de Río Gallegos todavía no tiene las llaves para operar el servicio. En paralelo, recusaron al juez y ahora la causa quedó en el juzgado de Francisco Marinkovic. Tampoco se hizo la apertura de la cuenta para depositar el sueldo a los trabajadores.

Por La Opinión Austral


Cumplir con la orden judicial que determinó que Maxia pase a la órbita del Municipio capitalino se complejizó mas allá de lo esperado. Al hecho de que la empresa nunca entregó las llaves, ahora se sumó que recusó al juez y quien debe llevar el caso no pudo tener acceso al expediente. Arrancó la feria y en ese juzgado hubo un caso positivo de COVID-19.

En este escenario, a más de veinte días de que la empresa entró en una suerte de limbo, los trabajadores deben cobrar sus sueldos y si bien la administración de Pablo Grasso debe afrontar el pago, todavía no se hizo la apertura de una cuenta para eso.

El Municipio, impaciente

En declaraciones a LU12 AM680, el secretario de Legal y Técnica de la Municipalidad de Río Gallegos, Jorge Cabezas, indicó que la situación actual no es buena.

“Estábamos acatando la orden del Dr. Bersanelli (Marcelo) y el viernes, que fue el último día hábil para la Justicia, los abogados de la empresa presentaron una recusación contra el juez, con lo cual tuvo que desprenderse del expediente”, contó.

“Era nuestra intención y la del intendente que volvieran los colectivos, pero dependía de dos cosas: que la empresa nos entregue las llaves, cosa que no hicieron, y de la apertura de cuentas, porque por más que estuviesen las llaves, si no se le paga al personal, no hay servicio”, explicó Cabezas.

Ahora, el caso cayó en manos del juez Francisco Marinkovic, quien deberá analizar la situación.

En este sentido, vale recordar que tal como publicó La Opinión Austral, la queja de los abogados de Maxia fue que previo a que Bersanelli decidiera poner a la empresa bajo administración del municipio, la empresa había presentado un escrito argumentando que en los veinte días previos, en los que las partes debían negociar, el Municipio no los recibió.

Sin embargo, uno de los argumentos del juez para tomar la drástica decisión a favor de la Comuna fue que se habían agotado las negociaciones y que, nuevamente, la ciudad había quedado sin transporte público.

Esa nota que presentaron los abogados, esto dicho por Mauricio Mariani que representa a la empresa, nunca apareció en el expediente.

“Pedimos que se establezcan medidas de control de la posesión que hizo el Municipio sobre el patrimonio de la empresa. El juez Bersanelli no dispuso nada en ese sentido.

Así es que demandamos que personal de la empresa sea designado como depositario conjunto, hasta tanto la Cámara resuelva nuestra presentación ante las irregularidades denunciadas”, fueron algunas de las declaraciones que Mariani hizo a este diario.

Administrador, hay

Hay que recordar además que hace más de una semana la administración municipal designó al nuevo administrador de Maxia, Juan José Gómez, para rápidamente poner a funcionar el servicio y llegar “a los barrios más alejados. Vamos a cumplir con el recorrido en el Bicentenario y Ayres Argentinos, que fue la modificación aprobada y que la empresa no cumplió”, había dicho el propio Grasso.

Días más tarde, el secretario de Hacienda, Diego Robles, se presentó en el Tribunal de Cuentas con varias carpetas que demostrarían pagos ilegales por parte de la administración de Cambiemos, liderada por Roberto Giubetich, en favor de la empresa de transporte.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias