AUTO-CULTIVO LEGAL

La historia de Orión, el perro que toma aceite de cannabis

Orión es un callejerito que hace unos años empezó a tener convulsiones. Le recetaron una medicación muy fuerte que afectaría sus riñones. Sin embargo, Margarita, su dueña, conoció el aceite que le cambió la vida.

Por La Opinión Austral


Orión es la mascota de la familia de Margarita. Tiene seis años y hace cuatro comenzó a tener convulsiones que afectaban su vida diaria.

Los veterinarios le recetaron Fenobarbital PG, una medicación muy fuerte que con el tiempo dañaría otros órganos.

Margarita, investigando, conoció los beneficios del cannabis medicinal a través de veterinarios y gente que lo ha implementado en sus mascotas para otras patologías similares.

De esta manera, dosificándole unas gotas por la noche, Orión redujo las convulsiones y la medicación fuerte que tomaba usualmente.

Su dueña contó a La Opinión Australcómo les cambió la vida el aceite de cannabis. “Orión es un integrante más de la familia. Nosotros teníamos una perrita en casa que desapareció, no sabemos cómo, si la robaron o se fue”.

Es así que “salimos a buscar y vimos una publicación de Orión, que en ese momento tenía unos 45 días, así que lo adoptamos”, detalló sobre su perro. Luego, a los dos años de vida, Orión comenzó con convulsiones muy fuertes y complicadas.

“Está medicado, pero es muy fuerte y con el tiempo sabemos que afecta a los riñones. Dimos con el aceite de cannabis por veterinarios o gente que lo ha usado, empezamos a averiguar dónde estaba y cómo funcionaba. Así llegamos llegamos a la Red CASE, así que por ellos pudimos dar con el aceite”, agregó.

Margarita explicó que además ella tiene problemas óseos y consiguió crema de cannabis que la ayudó en su calidad de vida, al igual que a Orión.

“Es fabulosa, excelente, la verdad, desde el primer día que la usé no tuve más dolor. Yo tomaba medicación muy fuerte, que me pasaba el dolor, pero tenía efectos contrarios. Con la crema anduve bárbaro”, explicó.

En cuanto a Orión, últimamente tenía convulsiones muy fuertes, dos o tres por mes, y en cada episodio tardaba mucho en reaccionar y volver en sí.

“Estaba atontado, se perdía, no reaccionaba. Consultando, me enteré del aceite y empezó a tomarlo hace unos diez días. Le damos dos gotitas a la noche e incluso le redujimos la medicación. Estaba tomando un comprimido y ahora toma medio. No volvió a tener convulsiones”, agregó Margarita.

“En una convulsión le daban dos juntas, una detrás de la otra. Ahora anda tranquilo y bien”, profundizó.

Su dueña explicó al respecto: “Leíamos comentarios, pero como es algo medio tabú, no sabíamos que acá existía y te vas enterando que sí, existe, esperemos que algún día se pueda usar legalmente”, reflexionó la dueña de Orión.

Agregó que, sin embargo, muchos veterinarios no están de acuerdo en su uso, pero que es un tema propio de algo que aún no es legal.

“Orión es un perro tranquilo, obediente, duerme con nosotros. No roba la comida, lo amamos. Es uno más de la familia”, concluyó Margarita

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias