MANO A MANO

Joaquín Guzmán, la historia del joven de Pico Truncado que juega en San Lorenzo

Joaquín es uno de los tantos santacruceños que luchan por sus sueños lejos de su hogar. El joven categoría 2002 se inició en EMFI, pasó por 13 de Diciembre y viajó a Buenos Aires a continuar con su carrera. Defendió la camiseta de Boca Juniors en 2019, y este año se sumó a San Lorenzo.

Por La Opinión Zona Norte


La vida misma determinó el camino que tomaría Joaquín Guzmán, el joven de 17 años nacido en Pico Truncado que hoy juega en San Lorenzo de Almagro.

Gran parte de su vida la vivió dentro de la 40x20, en la Escuela Municipal de Fútbol Infantil, donde jugó siempre al futsal. Da la casualidad que su padre, Andrés, fue su director técnico durante todos los años que jugó en EMFI.

A los 13 años participó de una prueba de 800 jugadores en Los Antiguos, la cual comandaban dos captadores de Boca Juniors. El joven fue el único que quedó y viajó a Buenos Aires, pero el no jugar en cancha de 11 le impidió destacarse por lo que decidió volver a Pico Truncado.

Fanático del fútbol de salón, Joaquín decidió seguir por el camino del futsal, a pesar de haber tenido la posibilidad en Boca. También optó por probar en 2018 ir junto a su padre a 13 de Diciembre, el club truncadense donde Joaquín dejó su paso en la primera división de la Liga Norte.

Un segundo llamado, totalmente inesperado, llegaría luego de cuatro cuatro años de aquella prueba en Los Antiguos.

En 2018, en octubre, jugando un nacional de futsal en Comodoro, los captadores de Boca siguieron la transmisión porque se podía ver en vivo, y cuando llegamos al albergue le escribieron a mi papá para volverme a probar”, comentó el joven.

Ese fue el momento de quiebre, habían pasado cuatro años de su primera prueba en Boca, y los mismos captadores lo siguieron observando. No tuvo dudas en ir a volverse a probar.

Boca Juniors

Joaquín no se olvida de los primeros días en la pensión del xeneize: “Al inicio estaba muy solo, en una pieza donde habían cuatro cuchetas y se hacía difícil. En ese momento apareció mi viejo y me dio fuerzas para seguir”, afirmó.

Su rutina comenzaba desde muy temprano: “Seis y media me levantaba, desayunábamos y nos llevaba una trafic a Ezeiza. Volvíamos al mediodía, almorzábamos y a la escuela”, una vez que terminaban el colegio los jugadores se iban al gimnasio.

El joven santacruceño tuvo la oportunidad de, además de ser alcanza pelota en un partido de Copa Libertadores en la Bombonera, jugar en el mítico estadio de Boca. “En el 2019, tuve la oportunidad de pisar el campo, fue en una prueba para el VAR”, señaló Joaquín.

San Lorenzo y el presente

Luego de jugar en 2019 en Boca, decidió probar nuevos aires. Tenía la posibilidad de ir a River, Racing o San Lorenzo, y se decidió por el ciclón.

Este año pudo realizar la pretemporada, jugar amistosos, incluso disputar un partido frente a la primera división en el Nuevo Gasómetro: “Me tocó estar con Coloccini, Torrico, los Romero en el vestuario y enfrentarlos en el campo”, se mostró feliz Joaquín al contar ese momento.

La cercanía de San Lorenzo con la Villa 1 11 14 permitió a las autoridades del club adelantarse a tomar una decisión para que los jóvenes que estaban en la pensión del club retornen a sus ciudades debido al brote de la pandemia de Covid-19.

Por último, el joven reflexionó y demostró orgullo porque chicos de su ciudad cumplan sus sueños: “Me pone muy contento por Alejo Anabalon, Mirko Sardelic, es muy gratificante encontrarte con gente que se inició con vos”, finalizó Joaquín, que hoy se encuentra entrenando por Zoom desde Pico Truncado semanalmente

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias