COPARTICIPACIÓN

Santa Cruz está sexta en cuando a generación de recursos propios

La caída persistente de la recaudación en términos reales afectó las transferencias de recursos directos. Santa Cruz es la sexta provincia mejor posicionada en cuanto a la generación de recursos propios.

Por La Opinión Austral


La recaudación provincial de junio fue de 740,6 millones de pesos, una baja interanual del 20,7 por ciento.

Desde febrero, los ingresos locales no dejaron de caer, situación que se agudizó a partir de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio decretadas por el Gobierno.

Pero esta no fue una situación anómala de la provincia de Santa Cruz, sino que los recursos tributarios cayeron en todo el país, y por ende, los niveles de coparticipación nacional y los provinciales.

El mes pasado, la recaudación tributaria nacional se incrementó un 20 por ciento, pero como el proyectado de la inflación fue del 43 por ciento, la caída real de ingresos fue de 20 puntos.

La mayoría de las provincias requieren de las transferencias por coparticipación nacional para equilibrar sus cuentas.

Según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), en promedio, estas transferencias representan el 71,3 por ciento del total de ingresos provinciales.

Hay jurisdicciones muchos más dependientes que otras. Para el caso de Formosa, por ejemplo, el CEPA indicó que sus recursos totales dependen en un 93,4 por ciento de las transferencias directas de Nación, seguidas por La Rioja (90,9 por ciento), Catamarca (89,8), Chaco y Jujuy, ambos con una dependencia del 86,7 por ciento.

En el caso de Santa Cruz, esa relación se ubicaría en el 67,2 por ciento, es decir la sexta provincia mejor posicionada en relación a sus ingresos totales, de acuerdo al informe de este centro de investigación.

La caída persistente de la recaudación real (deflactada la inflación), marcó también una caída real de la coparticipación hacia las provincias; situación que fue contenida en parte- con el programa de Asistencia a las Provincias (ver nota principal).

Las caídas reales de la recaudación fueron avanzando a medida que avanzó la pandemia y las medidas para contenerla: -11,4 por ciento en marzo, -17,9 por ciento en abril, -25,9 por ciento en mayo y otros 20 puntos el mes pasado.

Dicha progresión fue seguida por las caídas promedio de la coparticipación: -11,5% en marzo,-18,7% en abril, -26,6% en mayo y -12,5% en junio.

En términos reales, todas las jurisdicciones cayeron más de un 10 por ciento en las transferencias directas de Nación durante el último mes, salvo Buenos Aires (-8 %).

La que más cayó fue Santa Fe (-15,3 por ciento), seguida por San Luis (-14,9), Formosa (-13,8), Córdoba (-13,5) y Chaco (-13,4).

Para el CEPA, la coparticipación real en Santa Cruz cayó en junio un 12,8 por ciento.

“Las medidas sanitarias de aislamiento dispuestas por el Poder Ejecutivo Nacional y acompañadas por distintos niveles del Estado significaron una importante paralización económica”, marca el informe del CEPA.

“El contexto económico argentino en la etapa pre COVID-19 ya era complejo y con las medidas de aislamientos dispuestas por la pandemia esta situación se agravó sensiblemente”, se advirtió.

“En estas circunstancias -se agrega- la recaudación de los niveles nacionales, provinciales y municipales se ha visto sensiblemente afectada, tanto por la reducción del monto de impuestos y tasas derivado de la inactividad, como por el atraso en el pago de los mismos”.

Para amortiguar estos efectos colaterales de la pandemia fueron claves todos los recursos volcados por Nación a través de diferentes programas, tal como fue explicado en la nota central de estas páginas

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias