PERMANECE ESTABLE

Los detalles de la internación por coronavirus del intendente de Río Gallegos Pablo Grasso

El jefe comunal de Río Gallegos tenía más de cuarenta grados de fiebre y respiraba con dificultad. Está internado y estable. El Covid le provocó neumonía.

Por La Opinión Austral


El intendente de Río Gallegos pasó una noche con más de cuarenta grados de fiebre. Durante la mañana del viernes tuvo dificultades para respirar y decidió, de forma voluntaria, acercarse al hospital, donde decidieron su internación.

Pablo Grasso dio positivo el martes dieciocho de agosto, luego de que un colaborador suyo fuera diagnosticado con Covid-19. En un primer momento, el jefe comunal del Frente de Todos mostró cierta molestia en la garganta, pero luego no tuvo mayores inconvenientes.

Sin embargo, con el avance de esta semana, sus síntomas empeoraron. Tuvo fiebre y dolores musculares, aunque el punto de mayor preocupación llegó cuando tuvo también problemas para tomar aire.

“Estaba bien, internado, pasó la noche con 40.5 de fiebre y no le bajaba, por eso fue al hospital a la mañana. Le repitieron una tac como la que le hicieron el otro día, y la vieron sin mejoría”, contó a La Opinión Austral una persona de su círculo más cercano.

El intendente “no estaba saturando bien y lo mejor era internarlo” explicaron desde el hospital a este medio, mientras los mensajes de alarma se desparramaban por redes sociales, incluyendo, como es habitual, mucha información falsa.

El equipo

Durante estos días, los integrantes de su Gabinete fueron hisopados para saber si habían sufrido contagios por ser contactos estrechos del intendente. Sin embargo, a varios dio negativo, entre ellos el secretario de Hacienda, Diego Robles o Claudia Picuntureo, su coordinadora y mano derecha.

Sacando su situación personal, Grasso es el intendente al que le toca el escenario más adverso. Sólo Río Gallegos vive un brote de contagios en la provincia y es la localidad con la mayor cantidad de muertes por la pandemia (al cierre de esta edición, la cantidad de víctimas fatales era de 14).

En medio de este contexto, los municipales enrolados en el SOEM le reclaman un acuerdo salarial en paritarias.

El peso gravitacional Grasso es tan claro en la administración municipal, que nadie recogió el guante en estos días. Entre los funcionarios hubo silencio y apenas si se mantuvieron las operaciones mínimas de recolección de residuos y limpieza urbana.

Semanas atrás, cuando el brote llevaba nueve días, hizo explosivas declaraciones a LU12 AM680 en las que responsabilizó a cuatro operarios de una empresa de telefonía celular de haber generado el brote de casos, pero además, asegurando que no quería llegar a que en la ciudad se tenga que tomar la decisión de quién vive y quién se muere por falta de atención hospitalaria.

Más tarde, mostraría los alcances de un Observatorio Covid, que lleva un mapa de positivos con geolocalización en tiempo real.

Apoyo

Luego de que se conociera que su salud había empeorado como consecuencia de la enfermedad, las redes sociales se inundaron de mensajes en acompañamiento al jefe comunal, al que dieron fuerza.

Incluso el diputado nacional Pablo González cambió su foto de perfil por una en donde se los ve juntos.

Pero por sobre todas las cosas, la militancia del espacio que fundó “Construyamos Juntos” tuvo fuerte actividad en redes.

Desde el Municipio, en tanto, emitieron un escueto comunicado para confirmar que había ingresado al Hospital Regional.

“El intendente Pablo Grasso ingresó este mediodía al Hospital Regional Río Gallegos para realizarse estudios complementarios según indican los protocolos y recomendaciones médicas, a consecuencia de algunos síntomas persistentes de Covid 19”, comunicaron desde el área de Prensa, acotando luego que “producto de estos estudios se determinó que permanezca en observación”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias