CONFLICTO CON GREMIO DE LA ALIMENTACIÓN

Paralizan ocho plantas pesqueras en Puerto Deseado por huelga general

Estaban en conciliación. Las empresas propusieron un aumento de $ 5.400, además de los $ 4.000 dispuestos por el Estado Nacional. Los trabajadores piden $ 11 mil más. Todas las plantas de procesamiento de pescado quedaron fuera de servicio. Interviene Trabajo.

Por La Opinión Zona Norte


Desde la cero hora de este martes, el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) de Puerto Deseado, inició un paro total de actividades. La medida de fuerza paraliza la actividad en las ocho plantas de procesamiento de pescado que operan en la ciudad.

Según datos obtenidos por La Opinión Zona Norte, la autoridad laboral estaría iniciando un procedimiento de intimación, y el sindicato sería notificado. La actuación administrativa estaría motivada por el “incumplimiento de la conciliación obligatoria” decretada entre el gremio y la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (CAPeCA).

Las causas que podrían imputarle, serían “romper el principio de buena fe” en la negociación y poner en riesgo “la paz social”. Pero, por otra parte, vale señalar que el sindicato informó previamente su decisión de realizar la medida de fuerza, en el marco de la última audiencia de conciliación.

Ese encuentro se llevó adelante al mediodía del lunes, en dependencias locales del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. En representación de STIA acudió el secretario David Neira. De las empresas citadas, sólo Empesur SA envió a un emisario: Víctor Cativa Romero.

Compañías

Las compañías Argenova SA y Santa Elena SAIC no se presentaron, tal como sucedió en la audiencia anterior. Las tres firmas no están referenciadas en la Cámara, por lo que habían sido notificadas de manera individual.

Por su parte, CAPeCA, que nuclea a las compañías propietarias de otras 5 plantas, presentó una propuesta que ingresó horas antes de la reunión por Mesa de Entrada de la Dirección de Trabajo.

El director Pedro Ramírez, que es el mediador oficial del conflicto, entregó copias a los referentes presentes.

La oferta puntual consiste en sumar 5.400 pesos al aumento por decreto de 4.000 pesos que se viene abonando “a cuenta”. Es decir, un total de 9.400 pesos “de bolsillo”. Además, la cámara empresarial insistió en que las negociaciones salariales cesen hasta el 1 de noviembre próximo. STIA rechazó el documento, en todos sus términos.

Consultado por La Opinión Zona Norte, Neira señaló que la propuesta es insuficiente. “Desde marzo estamos haciendo un gran esfuerzo, a la espera de arribar a un acuerdo. Nos presentamos en reuniones y audiencias donde la patronal no propuso nada. Las empresas van, porque las notifica la fuerza pública. Y CAPeCa propone algo que no alcanza”, indicó.

Asimismo, precisó que las pretensiones de los trabajadores, comunicadas a modo de “mandato” a través de los Cuerpos de Delegados, establecieron un monto que constituye “el piso” para retomar la negociación y levantar la medida de fuerza.

Negociaciones

En tal sentido, explicó que “estamos solicitando un aumento de 15 mil pesos de bolsillo, que incluyen los 4.000 del pago a cuenta. Y también queremos que se reanuden las negociaciones en septiembre, en vez de hacerlo en noviembre como quiere la cámara. Solo así levantaremos la medida”, apuntó.

En la misma línea, argumentó que el paro no fue motivado por los trabajadores. “La dilación y la falta de respeto constante de la patronal, es lo que motivan la medida. Es una consecuencia de todo el tiempo que venimos aguantando con la mejor voluntad, sin obtener ninguna respuesta”, dijo.

Trabajadores afiliados a la STIA garantizaban el bloqueo al ingreso de las plantas de procesamiento. las protestas iniciaron al inicio del primer turno de trabajo, en la madrugada. Desde el gremio enfatizaron que la medida continuará hasta que les hagan una propuesta “seria”.

En lo que a la autoridad laboral respecta, se fijó una nueva audiencia de conciliación para el lunes 29. Sin embargo, de existir una sanción al gremio, podría quedar sin efecto.

Según anticipó Neira, está en comunicación con el secretario de Trabajo Sergio Viotti. “Me dijo que están en reuniones, y se avanza en ver si hay una propuesta patronal. Esperamos que así sea”, mencionó

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias