A UN AÑO DEL FALLO HISTÓRICO POR TRAVESTICIDIO

Las Chocobar, en alerta por posibles salidas transitorias de Azzolini

Ellas mismas dejaron trascender que la Justicia evaluaba la medida. Adelantaron a LU12 que apelarán cualquier tipo de pedido por parte del condenado por encubrir el crimen de Marcela.

Por La Opinión Austral


Las hermanas de Marcela Chocobar, la joven trans asesinada en el año 2015, fueron notificadas por la Justicia sobre el beneficio otorgado a Ángel Azzolini para tramitar la semilibertad y salidas transitorias, a poco más de un año de que se lo sentenciara a seis años de prisión por “encubrimiento agravado” en el travesticidio.

 

Judith Chocobar, hermana de la víctima, habló este miércoles con LU12 AM680, tras recibir la notificación. “Nos molesta, nos duele”, expresó dolida, luego de la ardua lucha que llevan hace años y que aún no tiene fin. “Otra vez nos encontramos acá peleándola”, dijo.

“En estos días vamos a presentar una nulidad por el pedido de semilibertad y salidas transitorias”, anunció Judith, apelando a “la patología que tiene Ángel Azzolini, sobre sus impulsos, que aparece en el dictamen final de la sentencia, que dice que es una persona peligrosa para la sociedad”.

“No sé en qué se basan para notificarnos; más allá de la notificación, tendríamos que haber sido parte como querellantes de ese proceso de evaluación que hacen los peritos psicológicos”, apuntó la hermana.

“En el período de evaluación no se tuvo en cuenta a las víctimas, que somos nosotras, no sabemos en qué se basaron”, reiteró.

Sobre esto, señaló “no entender todavía cómo funcionan los pasos judiciales” y expresó quela noticia fue “un balde de agua fría” para la familia Chocobar.

“Ángel Azzolini fue partícipe necesario en la causa, fue él quien quemó la ropa de mi hermana, quien hizo de movilidad esos días cuando estaban por desaparecer el cuerpo”, recordó Judith.

 

El crimen

Marcela Chocobar fue asesinada en la madrugada del 6 de septiembre de 2015 y hasta el día de hoy, su cuerpo no fue encontrado. El 13 de junio de 2019, la Cámara Oral dio a conocer las penas para Oscar Biott y Azzolini. Fue una fecha histórica para la Justicia en Santa Cruz, cuando se conoció la cadena perpetua por homicidio agravado por el odio por condición de género a Biott; mientras que al segundo imputado se lo sentenció a seis años por “encubrimiento agravado”.

Para las hermanas de Marcela, Azzolini debía ser juzgado por ser “partícipe necesario” o “partícipe secundario”, por lo que esperaban que le dieran 15 años de prisión.

Según pudo conocer este diario, a más de un año del fallo, las sentencias no están firmes.

Mientras que la de Biott fue apelada por su antiguo defensor, Santiago Lozada (hoy jubilado, pero el pedido quedó en manos en la Defensoría Oficial, hoy a cargo de Charif Sat), la de Azzolini fue recusada, tanto por la Fiscalía como por la querella. La misma está en manos del Tribunal Superior de Justicia y se espera que, luego de la cuarentena, sea revisada.

La familia Chocobar es muy creyente de la virgen de Urkupiña y sobre los restos de Marcela, Judith, en una de sus últimas entrevistas con La Opinión Austral, dijo: “Queremos saber dónde está el cuerpo, no tenemos lugar donde desahogarnos, necesitamos esa paz, no queremos que nadie más pase por estos crímenes de odio. Igual, sabemos que nos cuida desde donde está y nos da fuerzas para seguir luchando”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias