EN UN ALLANAMIENTO POR AMENAZAS

Le hallaron casi 150 gramos de cocaína y le dieron 2 años de cárcel

Ramona Quintana, una mujer de 42 años radicada en Pico Truncado, fue encontrada culpable del delito. Aunque continúa en libertad, deberá comparecer una vez al mes ante la Justicia para establecer domicilio. Continúa en la ciudad del norte de la provincia.

Por La Opinión Austral


El caso de una mujer oriunda de Chaco, pero que hace años se encuentra radicada en Pico Truncado, fue debatido por la Justicia Federal, una vez que la Policía le encontrara tres envoltorios con una importante cantidad de cocaína.

La Policía halló más de 200 mil pesos y una balanza de precisión en el allanamiento.

La causa tenía como señalada a Ramona Quintana, una mujer de 42 años a quien, durante la primavera de 2018, la Policía le allanó su vivienda por una causa de amenazas y le hallaron tres envoltorios de cocaína dentro de una mochila en su habitación.

Tal como lo informó La Opinión Austral en su momento, el procedimiento había sido ordenado por el juez Leonardo Cimini Hernández el 21 de septiembre de 2018, por amenazas calificadas, y fue realizado por la Dirección de Investigaciones (DDI) de Pico Truncado, junto a sus pares de las comisarías Primera y Segunda, en una vivienda ubicada en la calle Perito Moreno al 170.

Cuando los efectivos ingresaron a la morada en busca de elementos que darían cuenta del delito de la amenaza, se percataron de hechos más graves: hallaron televisores de los que Quintana no pudo acreditar su procedencia, una balanza de precisión digital, más de 200 mil pesos y, tras cartón, tres envoltorios de cocaína con un pesaje total de 145 gramos que estaban guardados en una mochila dentro de la habitación matrimonial.

La causa de tenencia de la droga pasó al fuero federal y la jueza Marta Yáñez ordenó que la mujer sólo estableciera domicilio. Pese a que la mujer se denegó a declarar, luego de un tiempo, la magistrada la procesaría sin prisión preventiva.

La ausencia de antecedentes fue uno de los fundamentos para que no fuera encarcelada.

El juicio se realizó la semana pasada, a través de videoconferencia, desde la sede de la DDI de Pico Truncado con el Juzgado Federal de Río Gallegos, a cargo del juez Alejandro Ruggero. La Fiscalía General, en manos de Patricia Kloster, solicitó una pena de dos años de prisión en suspenso para Quintana.

“La buena impresión causada por la imputada en oportunidad de celebrarse la audiencia de visu, no registra antecedentes condenatorios [...] he tenido en cuenta la edad, educación y demás condiciones personales de la procesada”, fueron los fundamentos de Ruggero para dar lugar al pedido de la Fiscalía.

El debate se hizo a través de una videoconferencia desde la sede de la DDI Pico Truncado.

De igual manera, aunque Quintana se encuentre en libertad, deberá pagar 8 mil pesos por los costes del proceso y, en lo que dure la condena, es decir por los próximos dos años, deberá fijar domicilio en la comisaría más cercana a su vivienda y no verse involucrada en otros delitos.

En caso de no cumplimentar esas medidas, la Justicia podría ordenar que la condena pase a ser efectiva y Quintana podría terminar tras las rejas para purgar su condena

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias