AVANCE HISTÓRICO

Ley Integral Trans: “Acá estamos, para hacérselas saber y respetarla”

En una jornada sin precedentes, Santa Cruz aprobó por unanimidad el proyecto. La norma, entre otros puntos, busca regular el acceso de las personas trans a trabajos formales. Una larga lucha y una fuerte convicción: avanzar en la ampliación de derechos.

Por La Opinión Austral


El jueves pasado durante la 15 º Sesión Ordinaria de la Cámara de Diputados de Santa Cruz, se aprobó por unanimidad el proyecto de Ley Integral Trans, presentado por la legisladora del Frente de Todos, Rocío García, tras un extenso trabajo con organizaciones LGBTIQ+.

 

La norma busca regular el acceso de las personas trans a trabajos formales, con la creación de un registro, pero además, promete espacios de formación laboral y profesional que incluyan a las disidencias. También buscan la integración y amparo a nivel salud y educativo, entre otros.

 

En materia de derechos -para el colectivo- aún queda mucho por desandar y la realidad de las personas trans dista de lo esperado. Sin embargo, la ley llegó para quedarse y plantea un escenario donde la inclusión es el eje principal.

 

“Mientras tanto no se concientice, capacite y no se respeten las leyes que hemos adquirido y los derechos que nos han sido dados, de nada servirá la ley”, aseguró Angie Foti de la ONG Marcela Chocobar a La Opinión Austral.

 

 Para Angie, es momento de hacer valer y respetar la norma.
Para Angie, es momento de hacer valer y respetar la norma.

 

Es que toda legislación y ampliación de derechos debe estar acompañada de la sociedad toda. Sin ello, cualquier avance seguirá teniendo obstáculos. “Pero acá estamos, para hacérselas saber y respetarlas”, dijo sin dudar.

 

Para Angie y para las personas trans de Santa Cruz, la ley es un “bálsamo” al alma, algo que se logró entre quienes formaron parte del proyecto.

 

“Hablando, discerniendo muchas veces, pero se logró. Eso demuestra que nuestro colectivo unido es fuerte y puede lograr muchas cosas más”, agregó.

 

Es que se trató de un proyecto que llevó muchos meses de intenso trabajo que sumó múltiples voces, experiencias e historias.

El proceso

Mariano Caballero es de Piedra Buena y estuvo desde los inicios en la gestación de la norma. Eran cuatro personas que comenzaron a reunirse por Zoom, luego se sumaron más y más personas hasta conformar una gran red.

 

“Después de haber escuchado historias nos reunimos con personas de distintas instituciones, desde Derechos Humanos, INADi, conversatorios, estuvimos involucrándonos y escuchando a mucha gente que nos podía ayudar a tener este proyecto mejorado”, contó sobre el proceso.

 

Con algunas modificaciones, un día el proyecto estaba listo. “Sentí una alegría y satisfacción enorme de saber que ya estaba finalizado”, contó a La Opinión Austral.

 

 

Así, decidieron que la mejor opción era que Rocío García llevase el proyecto: “Estamos agradecidos porque lo presentó y lo batalló hasta el final. Es la persona que llegó a la Legislatura con una ley con 40 artículos y la supo llevar y pelear, supo tener las palabras justas para llegar a lo que fue el 10 de diciembre”, describió Mariano.

 

Para él, el logro fue conjunto: “Esto también la peleó gente que se hizo parte y no sólo beneficia a las personas trans, sino a todo el colectivo”, aseguró.

 

“Yo estoy muy contento de lo que logramos y todo lo que sucedió y poder darle la cara a diputades de mi provincia y verlos votar por la afirmativa”, agregó emocionado Mariano.

 

Ahora, afirmó sin dudar, “nos toca a nosotros hacerla valer, que no quede en el camino y que se cumpla en las instituciones públicas y privadas”.

 

“Mira hoy, somos la primera provincia que tiene Ley Integral Trans, esto es histórico”, cerró.

Persona con derechos

Uriel de San Julián dijo que se sumó “a mitad de camino”, así que fueron meses intensos de leer, preguntar y consensuar, según detalló a La Opinión Austral.

 

“Trabajamos mucho en equipo y eso fue un gran logro, el unirnos, debatir, escucharnos y plasmar en papel esta maravillosa ley. Creo que sin el acompañamiento mutuo no habríamos logrado nada”, aseguró.

 

 'Por primera vez en mis 40 años me siento una persona con derechos', dijo Uriel. FOTO: LA OPINIÓN AUSTRAL
'Por primera vez en mis 40 años me siento una persona con derechos', dijo Uriel. FOTO: LA OPINIÓN AUSTRAL

 

Para él y para tantos más, era algo inimaginable, inalcanzable, pero a paso firme y con seguridad, pelearon por su derecho.

 

“Falta la promulgación y ahí comenzará el verdadero trabajo de hacer valer la ley, ahí va a radicar todo nuestro esfuerzo para que cada organismo cumpla cada letra. Es nada más y nada menos que la necesidad de hacer valer esos derechos que durante décadas fueron olvidados y pisoteados”, describió.

 

“Por primera vez en mis 40 años me sentí una persona con derechos, una persona con voz a la que finalmente escuchaban a la que veían y veían como tal”, cerró Uriel en una frase que demuestra que la ampliación de derechos es una realidad cada vez más palpable

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias