SEGÚN LA VÍCTIMA, LO HIZO DURANTE AÑOS

Río Gallegos: lo procesaron por abusar de su hermanastra, pero no quedó preso

Fernando Zanetta, a cargo del Juzgado Penal Juvenil, entendió que el acusado siempre estuvo a derecho y sólo ordenó una restricción de acercamiento para con la víctima y que comience un tratamiento psicológico. La querella de la causa se mostró medianamente conforme.

Por La Opinión Austral


Durante la semana que pasó, el Juzgado Penal Juvenil dio a conocer la resolución para un hombre que, en octubre del año pasado, fue denunciado por su hermanastra por haberla abusado durante años en el interior de una vivienda del barrio Fátima.

El caso tiene como acusado a un hombre de 30 años que, tras la denuncia, fue noticia por haberse atrincherado en su domicilio, luego que la víctima diera a conocer la denuncia a través de las redes sociales y vecinos de la zona llegaron a las inmediaciones para intentar lincharlo.

Tal como lo informó La Opinión Austral, el acusado nunca estuvo preso, sólo fijó domicilio una vez que la Policía lo sacó de su casa tras atrincherarse y, recién cuando se cumplió un año de la denuncia, le allanaron la casa tras una ampliación de declaración de la víctima que hoy tiene 16 años.

 La denunciante participa de las marchas 'Prohibido rendirse'. Foto: José Silva/La Opinión Austral
La denunciante participa de las marchas 'Prohibido rendirse'. Foto: José Silva/La Opinión Austral

 

Al hombre lo acusaron de haber abusado de su hermanastra desde que ella era una niña y los vejámenes se extendieron hasta que ella juntó coraje y le contó a una amiga, el año pasado.

Como dato, la nena marcó un precedente en la historia judicial de Santa Cruz cuando Fernando Zanetta, a cargo del Juzgado Penal Juvenil y de la causa, dio lugar al pedido de que ella sea querellante, ya que entendió que la madurez y el estado de vulnerabilidad en el que se encontraba la preadolescente le permitía velar por sus derechos y garantías.

Recién esta semana Zanetta dio a conocer la resolución contra al acusado. Lo procesó por el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante con el agravante de parentesco”, pero sin prisión preventiva.

El juez de la causa Fernando Zanetta trabó un embargo de 100 mil pesos al acusado

Según el Código Penal vigente, en caso de un eventual debate de valoración de pena, al hombre sólo por “gravemente ultrajante”, le pueden dar entre cuatro y diez años de prisión. En caso que se acredite el agravante de parentesco, puede ir de ocho a veinte años de cárcel.

De igual manera, la Justicia rechazó el pedido de la querella por la detención del hombre, entendiendo que siempre estuvo a derecho y no entorpeció la investigación. Además, le trabó un embargo de 100 mil pesos, dispuso que el acusado comience un tratamiento psicológico y una orden de restricción de acercamiento para con la víctima.

En un eventual debate, al hombre le pueden dar hasta 20 años de prisión efectiva

Yamila Bórquez, la abogada que junto a la sobreviviente es querellante, dialogó con La Opinión Austral y se mostró medianamente conforme con la resolución de Zanetta. “Aunque queríamos que le dieran la preventiva, es buena la calificación, ya que en un eventual debate oral, el piso de pena (por gravemente ultrajante y el agravante de parentesco) haría que sea encarcelado. La detención no era un capricho, tenemos jurisprudencia que nos avala en estos delitos que son graves y dejan secuelas permanentes”, explicó.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias