HOSTIGAMIENTO EN LAS ESCUELAS

Bullying: “Los directivos están preocupados”, manifestó el director del Observatorio de la Convivencia Escolar

Alejandro Castro Santander, director del Observatorio de la Convivencia Escolar de la Universidad Católica de Cuyo, manifestó a LU12 AM680 que el bullying que “más se da y tiene buen pronóstico, si se lo aborda bien, es el hábito de maltratarse”.

Por La Opinión Austral


“Nos llamó mucho la atención esta continuidad de denuncias en distintos lugares del país. Uno podría decir que la prensa se está fijando más en esto, sin embargo cuando uno habla con directivos y docentes están preocupados por la conducta en general”, afirmó el licenciado Alejandro Castro Santander, docente investigador y director del Observatorio de la Convivencia Escolar de la Universidad Católica de Cuyo a LU12 AM680 sobre las situaciones de hostigamiento escolares que se presentan en todo el país.

Recientemente, UNICEF informó un aumento del 147% en la violencia intrafamiliar, sobre lo cual, señaló: “Podría llegarse a la conclusión de que los chicos no están bien, y se está evidenciando que al volverse a encontrar, la convivencia quedó afectada”, al tiempo que marcó la repercusión de la pandemia en la salud mental.

Por otra parte, indicó que clasifican la violencia por edades. “La violencia física directa en los más chicos es siete veces mayor que en un púber o un adolescente, tiene que ver con cuestiones de desarrollo. A la calumnia y la murmuración la vas a encontrar en los más grandes. Cuando van llegando a los 16 años, los niveles de violencia van bajando”.

Diferenció además el bullying “blando” del “duro”. “El que más se da y tiene buen pronóstico si se lo trata bien es el hábito de maltratarse (bullying blando)”. Apuntó que “no hay una foto del bullying, sino que se combina. Muchas veces el agresor también hostiga y la víctima hostiga a otro, lamentablemente se transforma en una cultura del maltrato donde lo corriente es a quién agarramos de punto para divertirnos a sus costillas”.

En el marco de la campaña de prevención del Grupo La Opinión, fue consultado sobre prevención y apuntó a atender a las alertas tempranas que “son distintas en cada edad. Hay que observar los cambios de conducta, qué pasa con pertenencias y en los casos más graves también puede haber golpes. Lo que más reitera el chico que la está pasando mal es que no quiere ir a la escuela”, y advirtió que “más de un 40% que sufre algún tipo de violencia, cuando está entrando en pubertad, no lo comunica”.

Cerrando, subrayó que es “un trabajo de escuela y familia”. En países como Colombia o Chile existe un Programa Nacional de Convivencia Escolar, que se adapta a cada realidad. “Tiene que haber un programa institucional y que no sea algo esporádico de juntarnos a pensar qué hacemos cuando pasa”, sentenció.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias