SUS COMPAÑEROS LO ALENTARON

Municipal de Las Heras quiso matarse frente al municipio y el intendente Carambia no aparece

Se cumplieron 12 días desde que se instalaron 3 carpas. El intendente no aparece hace meses. Sin respuesta, el conflicto se agudizó. Quelín ordenó desalojo y un hombre intentó ahorcarse alentado por un grupo de trabajadores.

Por La Opinión Austral


La ciudad petrolera de Las Heras está al borde de un levantamiento social. Así lo dejaron entrever la concejal Daniela Alonso (Frente de Todos) y Héctor Ampuero, secretario general de ATE en la localidad, en diálogo con La Opinión Austral.

El jueves en la noche, alrededor de 300 personas respondieron a una convocatoria que se hizo por redes sociales y se congregaron en la plaza central.

¿El motivo?: evitar que la Policía ejecutara la orden del juez Eduardo Quelín de desalojar a los cuatro municipalesque se instalaron en la vereda del municipio ante la falta de respuesta del intendente José María Carambia (Movere).

La historia de los empleados municipales Javier Ornella -permanece encadenado desde el 5 de octubre-, Carlos “Cachito” Bórquez, Fabiana Gutiérrez y Custodio Mayorga recibió un apoyo masivo de sus vecinos, a tal punto que la fuerza policial informó a Quelín que “no contaba con los efectivos suficientes” para dispersar a las personas presentes en la noche del jueves y desalojar a los trabajadores que reclamaban por sus derechos, según lo relatado por la concejal Alonso a La Opinión Austral.

Superada la 11º noche de acampe la calma parecía llegar. Pero en la tarde de este viernes, las aguas se agitaron nuevamente y pasadas las 16 horas, el reclamo se avivó ante rumores de desalojo y el traslado de uno de los manifestantes al hospital local.

 

Municipio cerrado

La concejal opositora, Daniela Alonso, precisó a este medio: “Estamos en un momento difícil, la gestión de Carambia sigue sin dar respuesta, se caracteriza por la falta de diálogo” y aseguró que el municipio permanece cerrado. Junto al concejal Tomás Monteros (Partido Ser), intentaron presentar notas, pero no pudieron ser entregadas por que “no hay personal, está todo paralizado. Queremos ser intermediarios”.

“La gente está cansada, y la gestión de Carambia dilata las soluciones”, precisó Alonso. Relató que Javier Ornella (el primer encadenado hace doce días) fue cambiado de su lugar de trabajo -el cementerio local- y se encadenó para que le regrese su lugar original ya que su pareja es no vidente y necesita cuidarla. “La mujer fue candidata a concejal de Carambia en 2019, la usaron para sacar votos y ahora desconocen la situación. Y le enviaron un telegrama de despido”, precisó la edil del Frente de Todos.

Al no ser atendido este reclamo, se sumaron otros empleados que aseguraron ser perjudicados por las decisiones del actual jefe comunal de Las Heras. Uno de ellos es Carlos “Cachito” Bórquez que tomó una drástica determinación, encadenarse y colocarse una soga al cuello a inicios de esta semana, asegurando que cuando sus piernas cedieran por el cansancio, sucedería una tragedia.

A esa escena la vieron varios trabajadores y trabajadoras, en su mayoría nucleados en ATE, que no sólo no hicieron nada por evitarlo, sino que lo alentaban. En las filmaciones hasta se los escucha decir “dale, yo estoy filmando”.

En la tarde de este viernes, “Cachito” fue atendido por un médico mientras permanecía encadenado. Por su estado de salud fue trasladado al hospital de aquella comunidad ya que el cansancio lo venció y perdió el conocimiento. Sin embargo, en el transcurso de la tarde de ayer, el parte médico dio cuenta que se encontraba fuera de peligro.

 

Sin diálogo

Héctor Ampuero relató a La Opinión Austral que los reclamos se convirtieron en “un claro síntoma que Carambia sigue en su postura de no dialogar”.

Señaló que los cuatro municipales -acompañados por un sector de la sociedad- solicitaron poner fin a los despidos que a lo largo de estos cinco años de la gestión de Movere superan los cien.

“Cada uno fue con su reclamo individual, pero el punto común es un incremento salarial que nos permita vivir”, aseguró el dirigente, e indicó que “Fabiana Gutiérrez (la última en encadenarse) percibió un sueldo de $ 15 mil y no puede sostener a su grupo familiar”.

Al cierre de esta edición, la manifestación continuaba y los presentes fuera del Palacio Municipal exigían la presencia del intendente José María Carambia. Al parecer, nadie sabe dónde está y si acaso cumplió cuarentena en Las Heras

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias