EN EL BARRIO LOS ÁLAMOS

Clandestino: no estaba habilitado para vender corderos y la Policía se los incautó

Por el caso, a un comerciante de Río Gallegos le clausuraron su local por "venta clandestina". Trabajó el personal de Operaciones Rurales y Comercio Municipal. La carne de los animales será reducida a cenizas.

Por La Opinión Austral


Llega el verano y las fiestas de Fin de Año y las ganas de los vecinos de compartir un asado con sus familiares y amigos al aire libre, aprovechando las temperaturas agradables.

 

En paralelo, la búsqueda de precios bajos en corderos es toda una travesía para la comunidad. Más allá del precio, algunas personas no se percatan de los peligros a la salud que puede acarrear adquirir carne que no fue correctamente faenada en los frigoríficos habilitados, o que no mantuvo la cadena de frío correspondiente.

 

Este es el caso de un comerciante de Río Gallegos que, desde hace unos días, venía ofreciendo corderos a bajos precios y que a la Policía le pareció raro, ya que podría tratarse de un caso de abigeato, por lo que comenzaron a investigar. En paralelo, los integrantes de la fuerza de seguridad se comunicaron con Comercio Municipal para determinar si el hombre estaba habilitado para poder vender carne.

 

De acuerdo a fuentes policiales consultadas por La Opinión Austral, el procedimiento estuvo a cargo del área de Operaciones Rurales y del área de la comuna antes mencionado.

 

En horas del miércoles, ambas áreas arribaron al local comercial “Maxikiosco Canola”, ubicado en la esquina de las calles 19 y 4 del barrio Los Álamos y procedieron a constatar si en el lugar, se encontraban corderos que el hombre iba a vender a “precios populares”.

 

 Momentos en que se hacía el procedimiento.
Momentos en que se hacía el procedimiento.

 

Desde Operaciones Rurales indicaron que dos corderos fueron encontrados en un freezer y ninguno de ellos presentaba sellos, con los que se identifican si son faenados en los frigoríficos habilitados, por lo que fueron incautados y, en las próximas horas, serán reducidos a cenizas ante la vista de dos vecinos que harán las veces de testigos.

 

Respecto al local, el mismo fue fajado y clausurado por Comercio Municipal. El mismo no estaba anotado en el rubro para poder vender carne, sino que sólo estaba habilitado para ser un multirrubro.

 

Igualmente, sobre los animales comenzó una investigación para determinar su procedencia. “No se puede descartar que se trató de un caso de abigeato, aunque si se estableció que se trató de un caso de venta clandestina, el comerciante no debió fijar domicilio”, indicó una fuente policial consultada por este diario.

 

Tanto desde Operaciones Rurales Río Gallegos como de Comercio Municipal, indicaron que: “Coincidimos en la peligrosidad de la venta y adquisición de productos cárnicos de esta manera, ya que no se puede establecer la procedencia legítima de los mismos, y los peligros que implican a la salud de quien lo consume”, fundamentaron en un comunicado.

 

“Al no tener la certeza que la faena se haya realizado en un lugar que regule las normas sanitarias, se recomienda a la población evitar la adquisición de carne en lugares no habilitados”, concluyó el mismo.

 

De igual manera, desde Operaciones Rurales adelantaron que los controles continuarán, realizándose en comercios locales de nuestra ciudad para evitar la venta clandestina de corderos

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias