DETALLES EXCLUSIVOS

Declaró Agustín Zaeta por el crimen de Fabián Gutiérrez: “No tuve nada que ver, soy inocente”

Fue lo que dijo Agustín Zaeta ante el juez Carlos Narvarte. Se desligó del crimen que tiene a su hermano Facundo como principal apuntado. La querella propuso siete testigos que fortalecerían la hipótesis de un crimen por dinero.

Por La Opinión Austral


El Juzgado de El Calafate, donde se instruye la causa por el homicidio de Fabián Gutiérrez, tuvo ayer un 9 de julio atípico, de mucho movimiento y trabajo en el marco de la investigación para esclarecer el asesinato del ex secretario presidencial.

Tal como lo adelantara a La Opinión Austral el Dr. Carlos Muriete, abogado de los hermanos Zaeta, ayer su pupilo Agustín fue llevado a prestar declaración indagatoria ante el juez Carlos Narvarte.

Policías lo condujeron en un automóvil particular y lo hicieron ingresar por el lateral izquierdo del edificio. Cerca de las 17:30 horas ya estaba sentado frente al magistrado que entiende en la causa, acompañado por su defensor. También estuvieron presentes el abogado querellante, Dr. Sandro Levin, y la fiscal, Dra. Natalia Mercado.

 

 ¿Complicado? Su camioneta tenía sábanas con manchas de sangre.
¿Complicado? Su camioneta tenía sábanas con manchas de sangre.

Tres horas más tarde, luego de la firma del acta de todas las partes presentes, el joven de 23 años fue escoltado fuera del recinto y regresó a la comisaría en donde permanece detenido.

LOA pudo conocer de manera exclusiva lo que Agustín Zaeta le dijo al juez. Obviamente -y tal como se anticipara- buscó desligarse del crimen que se investiga, aseverando que él no estuvo en el lugar ni tampoco fue parte del encubrimiento, que se sospecha realizó para ayudar a su hermano menor, Facundo Zaeta (19).

¿Qué declaró?

“En el hecho que se me imputa no tuve nada que ver, soy inocente”, aseveró el joven.

Es de recordar que la Policía lo aprehendió cuando iba a allanar la casa de los Zaeta, ubicada en calle Punta Soberana, en la madrugada del sábado 4 de julio. A medio camino, se lo vio a bordo de una camioneta Volkswagen Amarok y se dio a la fuga, siendo demorado inmediatamente.

En el procedimiento intervinieron la Comisaría Primera, la DDI y también el propio jefe de Policía, José Luis Cortés, quien había viajado a El Calafate junto al ministro de Seguridad, Lisandro de la Torre, para supervisar trabajos junto al juez y la fiscal.

No tuve nada que ver, soy inocente. Huí porque me persiguieron dos autos

Compartir

En la caja de su vehículo, las autoridades secuestraron sábanas con manchas de sangre.

En su defensa, ayer, ante el juez, dijo que “previo al momento de la detención me persiguieron dos autos no identificados. Nunca se identificaron como Policía ni dieron la voz de alto”, subrayando que “entré en shock y huí de esos autos no identificados”, volvió a reiterar.

 

 Agustín Zaeta (23), hermano de Facundo.
Agustín Zaeta (23), hermano de Facundo.

Ante las interrogantes que se le presentaron, dijo que, efectivamente, su hermano Facundo es amigo de Pedro Monzón y Facundo Gómez.

También se supo que aportó su clave personal del teléfono celular (que ya le habían secuestrado) para que lo peritaran.

El acusado busca demostrar que no tuvo ningún contacto con los restantes co-imputados en el hecho. Este análisis será clave para determinar su grado de involucramiento en el hecho.

No obstante, los elementos encontrados en su camioneta lo incriminan, aunque él sostuvo que “iba a buscar a su hermano” y se desentendió de lo que había en la caja del rodado 4x4.

¿Y su hermano?

El miércoles, Facundo Zaeta fue también al juzgado del Dr. Carlos Narvarte. No se apersonó a declarar, sino para requerir contención psicológica.

Cuando Carlos Muriete fue consultado días atrás respecto a cómo lo vio, el abogado se reservó la respuesta, dejando en evidencia que el joven estaría mal.

Está además del hecho de ser el más comprometido en la causa, es una de las razones por las que aún no presta declaración indagatoria. Su defensor espera el resultado final de la autopsia y la transcripción de las escuchas telefónicas para determinar si le aconseja hacerlo o no.

Más testigos

La querella, representada oficialmente por el Dr. Sandro Levin y el Dr. Gabriel Giordano (inhabilitado por haber sido ex fiscal), mantuvo reuniones con vecinos de la ciudad y con allegados a Fabián Gutiérrez.

Estas personas otorgó información importante que, supuestamente, aportará en la hipótesis que entiende es la que más encuadra en el crimen: homicidio para ocultar el robo de una cuantiosa suma que los autores del homicidio creyeron que tenía Gutiérrez en su poder.

 

 La víctima. Fabián Gutiérrez fue secretario presidencial por años.
La víctima. Fabián Gutiérrez fue secretario presidencial por años.

Los abogados presentaron un escrito al juez, proponiéndole que citara a prestar declaración testimonial a siete personas. Uno de estos potenciales testigos tendría información “sustancial” y “delicada”, y pidió garantías de protección para hablar.

Recusación

En una jugada que se presume intentó realizar para ganar tiempo y continuar preparando la defensa de sus defendidos, el Dr. Carlos Muriete planteó la recusación de la fiscal Natalia Mercado.

El escrito cuestionaba la continuidad de la abogada por ser sobrina de la ex presidenta y actual vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, de quien Fabián Gutiérrez fue secretario durante años.

La medida fue rechazada de plano y en el juzgado ayer se continuó avanzando en la causa que investiga el homicidio del ex funcionario, el “arrepentido” que declaró en la causa de las fotocopias de los cuadernos.

El abogado de los Zaeta también había amagado con la recusación al juez Carlos Narvarte, por sus declaraciones realizadas ante la prensa que consideró “imparciales”, algo que finalmente no ocurrió.

 

 'Los cuatro detenidos participaron en el hecho. Eso está claro'. Sandro Levín, representante de la querella.
'Los cuatro detenidos participaron en el hecho. Eso está claro'. Sandro Levín, representante de la querella.

El penalista entendió que el magistrado se extralimitó el día del hallazgo del cuerpo de Fabián Gutiérrez cuando dijo que “estamos hablando de una condena a prisión perpetua”, en referencia a la calificación legal del delito que está investigando.

Siguen todos detenidos

Mañana, sábado 11 de julio, se cumplirá una semana del primer paso en el esclarecimiento del crimen del ex secretario presidencial.

Luego de su desaparición y la preocupación de toda la familia y amigos, a Gutiérrez lo encontraron muerto en las cabañas de calle Cañadón Seco, más precisamente enterrado muy cerca de un árbol.

En menos de 24 horas, la Justicia y la Policía habían detenido a los principales sospechosos: Facundo Zaeta, Agustín Zaeta, Pedro Monzón y Facundo Gómez.

 

 El día del hallazgo. Mañana se cumple una semana del operativo en que se encontró el cuerpo.
El día del hallazgo. Mañana se cumple una semana del operativo en que se encontró el cuerpo.

Hoy, todos ellos siguen detenidos en distintas comisarías de El Calafate, aguardando que el juez resuelva su suerte procesal. La determinación se tomará la próxima semana. Se estima que en estos días llegue el informe completo de la autopsia al juzgado.

Es de recordar que hasta el día de ayer, solamente uno de ellos había declarado formalmente ante el juez Narvarte: Pedro Monzón, el joven que mostró arrepentimiento y se quebró, indicando a las autoridades cómo mataron a Gutiérrez, dónde enterraron el cadáver y también -en la ampliación de la indagatoria- en qué partes de la ciudad escondieron los elementos utilizados en el hecho.

Tras esa declaración, el pasado lunes, el propio juez y la fiscal recorrieron distintos puntos de la localidad junto al imputado y a la Policía.

Terminaron encontrando pruebas contundentes, entre ellas un bidón de lavandina, un desinfectante, trapos y una campera con manchas rojizas. También un palo con sangre.

Estos dos últimos elementos serán peritados para conocer si se trata de sangre del hombre asesinado o de uno de los acusados del brutal crimen.

Una de las locaciones recorridas fue la obra en construcción en calle Raimundo Freile casi Piedrabuena, donde el mismo día de la desaparición de la víctima se halló su celular.

También pasaron por las inmediaciones de su casa, en calle Santiago Perkic 124, y por descampados cercanos a calle Punta Soberana

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias