ENVIADOS ESPECIALES DE LA OPINIÓN ZONA NORTE

Más de 3.500 trabajadores esperan la solución en pesqueras de Puerto Deseado

Un nutrido número de trabajadores marchó en Puerto Deseado. Son obreros y referentes de varias plantas pesqueras que quieren volver a su labor. Entregaron un petitorio al intendente González. El único camino es el diálogo, remarcó el jefe comunal.

Por La Opinión Zona Norte


Decenas de trabajadores se concentraron a las 11 horas de este martes en la Plaza del Vagón de Puerto Deseado.

La marcha fue convocada por empleados de las tres pesqueras que llegaron a un acuerdo con la patronal, en el marco del conflicto que sostiene la cámara empresaria (CAPeCA) con el Sindicato de la Industria de la Alimentación (STIA).

Las empresas Vieira, Arbumasa y Empesur lograron establecer un arreglo que les permitiría llevar adelante - de forma parcial - la actividad productiva en sus respectivas plantas de procesamiento de pescado. De hecho Vieira logró comenzar la labor, pero un piquete del gremio truncó eso. En este contexto, los operarios decidieron movilizarse reclamando se les permita ingresar a sus puestos de trabajo.

 

La columna, encabezada por personal jerárquico de las compañías, eligió las banderas argentinas como única identificación. La primera parada fue en el Municipio local. Allí los recibió Gustavo González. El jefe comunal salió a la vereda y recibió, de manos de los referentes, un petitorio que resume el cuestionamiento que el sector movilizado le hace al gremio de la STIA y, a la vez, el requerimiento de intervención que le realizaron al intendente.

El documento le pide al intendente González que utilice “todos los medios a su alcance para solucionar los conflictos” que mantiene la actividad paralizada. En el mismo sentido, señala que “nos impiden el ingreso a nuestros puestos de trabajo, cortando nuestro derecho a la libre circulación”.

“Queremos trabajar”, enfatiza el comunicado, y exige que se haga cumplir “nuestro derecho”. Asimismo, señala: “No queremos llegar a la confrontación con las personas que nos están quitando este derecho de forma ilegal”, y asevera: “No han acatado la conciliación obligatoria, dictada por el Ministerio de Trabajo”.

 

 

"Obligados"

Por último, el petitorio resalta que la temporada de langostino fresco genera posibilidades económicas a muchas familias de la ciudad. Los firmantes reclaman sentirse “desamparados” y que se ven “obligados” a marchar.

El intendente emitió algunas palabras, y explicó que, desde hace más de una semana, se están promoviendo comunicaciones que resultaron infructuosas. “Estamos trabados. Las empresas piden que se levante la medida para sentarse a negociar, y el sindicato pide que haya una oferta para levantar la medida”. Por lo que González destacó que su deseo es que se pueda desarrollar un diálogo “sincero”.

“Cuando nos tocó asumir, en todas las plantas pesqueras había sólo 479 puestos de trabajo. El año pasado, a partir de un trabajo la provincia, las empresas y sindicatos logramos que entre gente efectiva, contratada y eventual, se llegara a 1.600 personas. Ese es el camino. El diálogo y el trabajo conjunto, porque en forma directa e indirecta, la actividad suma más de 3.500 trabajadores y tiene que seguir funcionando”, expresó.

Finalmente, la columna se trasladó al Juzgado de Primera Instancia, en donde pidieron al juez Oldemar Villa que “despierte”, porque “no haciendo nada sólo beneficia a quienes están fuera de la Ley”.

 

En la marcha

Algunas personas que marcharon relataron a La Opinión Zona Norte su punto de vista en relación al conflicto. Una trabajadora jerárquica de la empresa Vieira señaló que tienen un listado de más de 120 trabajadores eventuales que podrían ser llamados a trabajar, pero que las medidas de fuerza lo impiden.

“Llegamos a un acuerdo para poder seguir trabajando y ahora, gente que no pertenece a nuestra empresa, no nos dejan trabajar. Como yo, hay un montón de mamás que son solas y que necesitan llevar el sustento a sus casas. En eso también hay que pensar, ahora que debería estar entrando el fresco, no lo podemos procesar acá y se lo terminan llevando a otra parte”, indicó.

Por su parte, un empleado de Arbumasa mencionó que los marchantes “somos de varias empresas. Vieira, Arbumasa, gente de Pesquera Santa Cruz, Verás. Todos queremos empezar a trabajar y queremos que las autoridades hagan algo para que podamos hacerlo”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias