“CORONAVIVOS”

Piden, pero no cumplen: cerraron comercios por no respetar medidas sanitarias

En un amplio operativo, el Gobierno recorrió comercios de Río Gallegos. En pleno brote, detectaron que dueños no dejaban cumplir cuarentena a sus empleados y que no se aplicaban protocolos sanitarios. Hubo irregularidades en farmacias, mayoristas y kioscos.

Por La Opinión Austral


“No se deben anteponer las ambiciones comerciales o empresariales por sobre la vida de los trabajadores y trabajadoras”, dijo la subsecretaria de Trabajo, Guadalupe Novas. El sector atraviesa una profunda crisis y reclama medidas, pero no está respondiendo al contexto epidemiológico de Río Gallegos.

Muchos de los empleados, informaron desde la Cartera de Trabajo, tienen miedo de tener síntomas de coronavirus.

La situación se dio a conocer luego de que, esta semana, el Gobierno de la provincia realizara más de 30 inspecciones en empresas y comercios de la capital santacruceña.

Los resultados fueron poco favorables y varios locales debieron ser cerrados por incumplimientos a los protocolos preventivos y las medidas sanitarias.

La problemática tiene varias aristas y se da en un contexto complejo atravesado por la pandemia. Por un lado, la crisis económica impactó de lleno en el sector comercial que salió a reclamar medidas y reaperturas.

Por otro, el brote que “sacudió” Río Gallegos sigue en escalada y las autoridades sanitarias ven con preocupación la velocidad de los contagios.

En paralelo, el Gobierno dispuso el Aislamiento en la capital provincial y, pese a ello, autorizó varios rubros para volver a la actividad. Si bien algunos todavía no están habilitados, el “grueso” de comerciantes reabrió sus puertas hace varias semanas.

 Uno de los comercios que inspeccionaron es el kiosco sobre Zapiola
Uno de los comercios que inspeccionaron es el kiosco sobre Zapiola

Asimismo, debieron presentar protocolos sanitarios acordes al contexto y, autorizados por la Cartera sanitaria, pudieron volver al “ruedo” a fines de agosto.

El viernes la presidenta de la Cámara de Comercio, Carolina Neil, dijo en declaraciones a Radio LU12 AM680 que “los contagios no se dan en este sector sino en la parte social”. Aseguró que “la parte comercial puede convivir con el virus”.

Sin embargo desde el Ministerio de Trabajo de Santa Cruz, detectaron irregularidades luego de inspeccionar y controlar varios comercios locales.

En los procedimientos determinaron el cese de tareas en la administración de la farmacia La Franco, de toda la atención al cliente en el mayorista Diarco, en todo el establecimiento de la ortopedia Díaz Vélez y el kiosco Smile, entre algunos de los que incumplieron algún punto de las medidas sanitarias y protocolos.

“Hemos advertido desconocimiento y falta de responsabilidad por parte de quienes deben cuidar la salud de sus empleados”, detalló la subsecretaria de Trabajo, Guadalupe Novas.

Asimismo, se puntualizó en que algunos de”los trabajadores han mostrado temor ante la posibilidad de ser despedidos al manifestar síntomas compatibles con la COVID 19, o que se les efectúen descuentos de sus salarios si estuviesen obligados a hacer cuarentena”.

Novas expresó al respecto: “Necesitamos la colaboración responsable de todos, empleadores y trabajadores, para salir airosos de estas circunstancias”.

El operativo lo llevó adelante junto con el Ministerio de Comercio, Producción e Industria de Santa Cruz y la Secretaría de Comercio de la Municipalidad de Río Gallegos.

Según informaron de manera oficial, algunos de los comercios que inspeccionaron fueron Supermercados La Anónima, Carrefour, Multirrubro Smile, Rapipago, Maestro Longaniza, Farmacias La Franco, Ortopedia Díaz Vélez, Mayorista Diarco, Kalmat, AcriConstrucciones, Frigorífico Estancias de la Patagonia, Diseño 5, Panadería Zapiola de calle Estrada, entre otros

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias