Psicólogo acusado de "copypastear"

Tras el escándalo en la Justicia de Santa Cruz un juez pidió crear una junta para evitar pericias falsas

El juez Joaquín Cabral lo requirió y ahora está en manos del Tribunal Superior de Justicia. Sería conformada por un asistente social y peritos psicólogos y criminólogos. La Opinión Austral tuvo acceso a un fallo en que un profesional reconoce su error.

Por Martín Muñoz Quesada


Una denuncia por la falsificación de un informe psicológico que habría sido “copypasteado” de uno anterior generó un cimbronazo en el Poder Judicial de Santa Cruz una vez que La Opinión Austral lo diera a conocer.

 

La causa que generó el revuelo tiene como acusado a Damián Ricardo, integrante del Cuerpo Médico de Psicología del Poder Judicial que fue acusado por un abogado de haber copiado y pegado un informe de otras personas a quienes ni siquiera les cambió el apellido.

 

 Damián Ricardo -izquierda- fue acompañado por Aldo Enrici -derecha- en la presentación de su libro, 'Autopsia Psicológica'.
Damián Ricardo -izquierda- fue acompañado por Aldo Enrici -derecha- en la presentación de su libro, 'Autopsia Psicológica'.

 

Aunque el Colegio de Psicólogos salió en defensa de Ricardo, por estas horas surgieron acciones por parte de la Cámara Oral y nuevos testimonios que darían cuenta que la práctica por la que se la denunció al profesional no se trató de un caso aislado.

Joaquín Cabral, juez de Cámara, dialogó con La Opinión Austral y comentó que solicitó al Tribunal Superior de Justicia la creación de una mesa interdisciplinaria que esté focalizada en la Secretaría de Ejecución de Sentencias, es decir, que trabaje con eventuales beneficios como la libertad condicional.

 

 

Fuentes judiciales consultadas explicaron que la decisión de la creación de la mesa ésta en manos del TSJ no sería un pedido nuevo. Desde meses antes de la pandemia e incluso en las primeras semanas de abril, personas privadas de su libertad clamaban por que se establezca la mesa en cuestión.

Tras la publicación de La Opinión Austral, los abogados crearon un grupo de WhatsApp para saber si hubo más informes que podrían haber sido “copypasteados”

Tal como lo dijo Diego Gaitán, del Colegio de Psicólogos, el informe pericial no es vinculante, sino que es parte de un cuerpo con el que el juez luego forma su opinión, ergo, el magistrado puede decidir si lo utiliza o no. Sobre esto, Cabral indicó: “Así como se le exige a los otros peritos, también se le exige a los profesionales de psicología”.

 

La noticia de la falsificación de la pericia también repercutió en el ámbito de los abogados. Tras la publicación de La Opinión Austral, crearon un grupo de WhatsApp en el que comenzaron a compartir información y determinar si hubo más informes que podrían haber sido “copypasteados”.

 

 

¿Un vicio?

La Opinión Austral tuvo acceso a un fallo en el que un colega de Damián Ricardo, incurrió en la misma práctica de copiar y pegar parte de un informe psicológico y que salió a la luz durante un juicio de valoración de pruebas por una causa de abuso en San Julián en el año 2016.

 El abogado Eduardo Díaz Razmilich.
El abogado Eduardo Díaz Razmilich.

 

El señalado fue Gastón Mendicoa, también psicólogo del Poder Judicial. Él tuvo la “mala suerte” que el abogado Eduardo Díaz Razmilich tuviera buena memoria y recordara un informe que el perito había presentado cinco años atrás por otra causa.

 

En el juicio, Díaz le preguntó a Mendicoa por lo iguales que eran los informes presentados. El profesional indicó se trataban de cuestiones técnicas que eran inalterables no así de la personalidad del imputado y que si eso pasara, sería “por maceta”, tal como indica el fallo.

 Damián Ricardo, denunciado por falsificar pericias.
Damián Ricardo, denunciado por falsificar pericias.

 

El profesional se excusó diciendo que tanto él como sus colegas estaban sobrepasados de trabajo: “Estamos al límite, sólo somos siete psicólogos, tenemos que viajar al interior a hacer entrevistas y las medidas gremiales no ayudan”.

 

Joaquín Cabral votó por la ineficacia parcial de la prueba entendiendo que los párrafos copiados, “definen nada más ni nada menos, la estructura de la personalidad y la actitud del entorno del sujeto en torno al área sexual”.

 

De igual manera, el voto de Cabral no fue acompañado por las juezas Núñez ni Vila. “Cabral entendió al toque lo que reclamé. No estaba hablando de un defecto de procedimiento, estaba hablando de una validez probatoria y votó en ese sentido. Yo hablaba de la manzana podrida y ellas me dijeron que el cajón estaba entero”, dijo Díaz Razmilich

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias