EN LA OBRA DE LA AVENIDA SAN MARTÍN

Piloñeta se mostró indignadopor la remoción de árboles

El extitular del área de Forestación, Miguel Piloñeta, cuestionó la forma en la que se están sacando árboles y cómo se los está trasladando. Indicó que los proyectos deben integrarse al arbolado y no al revés. Por qué cree que la forestación de la ciudad no fue planificada.

Por La Opinión Austral


El municipio local se encuentra realizando una obra en la avenida San Martín, que consiste en la reducción del boulevard, que generará el ensanchamiento de esa arteria, además de la construcción de cordones y de un cantero central.

Pero no todos están contentos con la manera en la que se está procediendo, particularmente con los árboles que se encuentran dentro del boulevard, algunos de ellos que tienen varias décadas instalados.

Uno de ellos es el ingeniero Miguel Piloñeta, extitular de Forestación en las gestiones de Ángela Sureda, “Freddy” Martínez y “Pirincho” Roquel. Al respecto, manifestó que no está de acuerdo para nada con la remoción de los árboles y pidió al municipio que se asesore.

 

Traslado de árboles

Esta semana, la comuna local trasladó un pino desde la avenida San Martín al Museo de los Pioneros, donde según se informó oficialmente- fue plantado rápidamente para asegurar su salud. “El árbol, cuyas raíces se mantuvieron intactas, fue plantado manteniendo todos los cuidados del caso y continuará creciendo sin sufrir consecuencias”, comunicaron.

Sin embargo, Piloñeta no está de acuerdo con cómo se procedió. Recordó que esos árboles tienen muchísimos años en la ciudad y que “el valor es incalculable” por un montón de motivos. “Cuando se hacen este tipo de trabajos, los arquitectos deben proyectar la obra en función de los árboles existentes, no arrancándolos. Así se hace en todo el mundo y en Argentina hay ciudades donde está penado”, expresó.

“En algunos lugares, como en Buenos Aires, se han hecho avenidas importantes y se han trasladado árboles, pero con todo el trabajo de infraestructura, maquinaria, personas, como corresponde”, pero “no sacarlos con una retroexcavadora con toda la raíz al aire, y menos una conífera que cuando quedan con la raíz descubierta, generalmente se terminan secando”.

En cuanto a las otras plantas en ese bulevar, las cuales se las ve a muchas de ellas secas, indicó que tenían un problema ya de la época de Héctor “Pincho” Roquel. “Les hice un tratamiento porque estaban enfermas con un hongo y se recuperaron mucho; pero había que seguir haciendo ese trabajo todos los años y no se hizo más, a pesar de que uno les dijo a las autoridades municipales los problemas que había, pero no hicieron caso”, dijo.

“Ahora las han descalzado todas, han quedado con las raíces cortadas y al aire”, por lo que “el futuro de las plantas depende de lo que la naturaleza indique, pero yo las veo realmente muy mal”, mencionó.

 

Sin planificación

Piloñeta también alertó por la creación de nuevos espacios verdes a los que está apuntando la nueva gestión. Indicó que, si bien siempre es positivo que se generen, hay que prever su sustentabilidad en el tiempo, para que no se transforme en una pérdida de recursos.

“Dado las condiciones climáticas de la zona, necesitamos sí o sí el apoyo de agua con perforaciones o suministro a través de los camiones. El riego es fundamental para el éxito de cualquier parquización o arbolado público”, afirmó el especialista.

“En nuestra ciudad no llueve, la intensidad del viento, sobre todo en época de verano, es muy grande, lo que hace que el suelo quede seco y las necesidades hídricas de la planta no se ven satisfechas”, manifestó.

El exfuncionario fue más allá y sostuvo que la última vez que se pensó en una planificación seria de la ciudad, en términos de forestación, fue durante la gestión de Sureda. “Había calles con una sola especie, se hizo sobre un sector determinado de la ciudad, al otro año se amplió a otros, y se tenía en cuenta el arbolado existente”.

“En los últimos años la forestación no ha sido prioridad para nada en la ciudad. Se han ido creando espacios pero no planificando; hubo más bien trabajo de los propios vecinos, en las veredas por ejemplo, pero no del municipio”, resaltó.

 

El libro

En otro orden de cosas, el extitular de Forestación Municipal comentó que a raíz de la pandemia, comenzó a escribir todos los días en su muro de la red social Facebook, una serie de artículos vinculados con las plantas, tanto autóctonas como introducidas en la ciudad.

“A medida que fui publicando, me dije¿Por qué no escribir un libro? Es que la mayoría de la bibliografía está escrita para otras ciudades. Muchas de esas plantas introducidas andan muy bien en la ciudad, pero lo que se encuentra escrito sobre ellas es de otras latitudes”, aclaró.

“La idea es dejar en un libro lo que uno sabe del tema y que la gente interesada pueda buscar y asesorarse, porque la gran mayoría de la bibliografía está dada para otros lugares; entonces te encontrás con publicaciones que te dicen que la planta desarrolla 10 metros de altura cuando en Río Gallegos desarrolla 3 metros”, explicó.

Comentó que el libro se encuentra bastante avanzado, aunque con las demoras en fotografía que genera la pandemia, pero adelantó que en el mes de enero podrán avanzar no sólo con las plantas de Río Gallegos sino también de El Calafate y Piedra Buena, para que antes del invierno que viene pueda estar editado y en la calle

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias